viernes, enero 18, 2013

Inaugura René Juárez Cisneros en Chilpancingo su Casa de Gestión

Acompañado por el presidente municipal Mario Moreno Arcos y de políticos priístas en desuso que intentan volver por sus fueros a través de las delegaciones federales, el senador de la República por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), René Juárez Cisneros, inauguró ayer su Casa de Gestión
en esta capital del estado, en la que aprovechó para hablar de los temas que actualmente ocupan las páginas de los periódicos en la entidad. La Casa de Gestión del también ex gobernador del estado está ubicada en la esquina que forman el Paseo Alejandro Cervantes Delgado —encauzamiento del río Huacapa— y la calle Libertad, del barrio de San Francisco, en las inmediaciones del punto conocido como “Las Piñatas” y como su inauguración estaba programada para la una de la tarde, desde poco antes de las doce del día comenzaron a llegar los invitados y actuales “cadáveres” políticos que intentan “revivir” con el apoyo del propio senador Juárez Cisneros, vía las delegaciones federales, aunque en una conferencia de prensa posterior aseguró que él no es dueño de esas delegaciones y que, por lo tanto, no le corresponde repartirlas. Total que a eso de la una y media de la tarde llegó Juárez Cisneros acompañado por el alcalde Mario Moreno Arcos y la diputada Julieta Fernández de Añorve Baños y con el fondo musical de esa vieja canción de la “Sonora Dinamita”: “Mami qué será lo que quiere el negro” procedió a cortar el listón inaugural. En posterior conferencia de prensa, el senador priísta se refirió a los levantamientos armados de ciudadanos en municipios como Olinalá, en la región de la Montaña; Tecoanapa, Ayutla y Cruz Grande, en la Costa Chica y hace dos días, en Ahuehuepan, en la zona Norte: “son expresiones legítimas de la ciudadanía, del pueblo que quiere contribuir a tener seguridad en sus comunidades. Me parece que es legítimo, como legítimo es lo que está haciendo el gobierno cumpliendo con su responsabilidad para que juntos con esos paisanos busquen una salida coordinada y compartida”, agregó. No obstante, consideró que en Guerrero no está en riesgo la gobernabilidad por esta situación, ya que el asunto de la seguridad lo están atendiendo los gobiernos federal y estatal. Respecto al pleito entre el diputado local Rubén Figueroa Smutny contra el hoy diputado federal Manuel Añorve Baños y su compañero de bancada Héctor Astudillo Flores, “ya pasó a la historia”, por lo que hoy en el PRI ya todos miran hacia el futuro en torno a la nueva dirigencia nacional y al jefe político de nuestro partido que es el presidente de la República Enrique Peña Nieto”. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: