viernes, julio 15, 2016

CETEG clausuró oficinas y amenaza quemarlas si las abren sin su permiso

*Así lo advirtió la lideresa Antonia 
Morales Vélez a los trabajadores
en todos los edificios que tomaron

Abel Miranda Ayala

En respuesta al anuncio del despido de casi mil maestros de  Guerrero, miembros de la escisión de la CETEG que lidera Antonia Morales Vélez, realizaron la clausura simbólica de una decena de oficinas de la Secretaría de Educación, de las que desalojaron al personal y les advirtieron que deben
mantenerlas cerradas hasta que ellos las entreguen de lo contrario, amenazaron regresar a quemarlas.
El grupo de no más de 50 maestros inició su actividad en las instalaciones de lo que fue Carrera Magisterial y que hoy alberga la representación del Instituto Nacional de Evaluación Educativa, posteriormente fueron a la Jefatura de Sector de Preescolar 02, siguieron en la Escuela Secundaria Técnica 81, donde comparte el inmueble con la Supervisión de Secundarias Técnicas.
El recorrido después fue a oficinas de Educación Indígena, pasaron a la Delegación de la Secretaría de Educación Pública, también pintarrajearon consignas en las paredes de la Policía Federal y finalmente fueron a la Escuela Estatal de Música donde les informaron que las oficinas de la SEG con que compartes el inmueble ya están tomadas y sólo opera el área educativa musical, por lo que de ahí no desalojaron a nadie.
La profesora Antonia Morales, refirió que esta acción es una respuesta a los actos de intimidación que inició la Secretaría de Educación, mismos que calificó de incongruentes, pues mientras a nivel federal se ha iniciado el diálogo con el Secretario de Gobernación, aquí en Guerrero se utiliza la “Ley del Garrote” para sancionar a maestros que están en lucha por sus derechos.
Se le cuestionó si sabe el motivo por el que en la lista de despedidos no aparecen nombres como el de Ramos Reyes Guerrero o Salvador Rosas Zúñiga que son también parte visible de la dirigencia estatal de la CETEG, a lo que respondió  "eso es una muestra más de que el gobierno hasta en eso tiene sus consentidos y ha hecho las cosas mal".
Cabe señalar que en las oficinas de la delegación de la SEP había policías antimotines resguardándolas, sin embargo se hicieron a un lado para permitir que los maestros hicieran la toma del inmueble y que pintaran consignas en la pared y  sacaran a todo el personal.

Cabe destacar que los maestros no causaron ningún tipo de daño a las instalaciones, sólo cerrar las puertas y quebrarles llaves dentro de la chapa adentro a fin de que sea necesario llevar un cerrajero para abrirlas, pero les advirtieron que estarán haciendo recorridos, "le avisamos que en caso de que las puertas sean abierta, volveremos con una actitud no tan pacífica y vamos a quemarlas", advirtió Antonia Morales Vélez a los trabajadores en todas las oficinas que tomaron.

No hay comentarios.: