lunes, julio 18, 2016

Discapacitados piden mano dura para quienes invaden sus accesos

Personas con capacidades diferentes hicieron un llamado al gobernador del Estado, Héctor Antonio Astudillo Flores y al presidente municipal Marco Antonio Leyva Mena, para que “limpien de obstáculos” las calles del primer cuadro de Chilpancingo a fin de que personas con sillas de ruedas
puedan transitar libremente, pues en la mayoría existen estorbos que van desde postes, teléfonos, vendedores ambulantes y hasta construcciones irregulares.
Víctor Cabrera Bustos, quien se dedica a la venta de globos en el zócalo, señaló que por citar un ejemplo, los andadores en la entrada y salida del paso a desnivel, están saturados de comerciantes que además de invadir la vía pública e impedirles pasar con sus sillas de ruedas son en muchas ocasiones hasta groseros.
"Para nosotros resulta insultante que llegues a una rampa en la esquina de cualquier calle, la uses y metros adelante te encuentres con una cabina de teléfono, un poste o los vendedores que no te permiten pasar".
Aclaró que de forma personal no tiene nada en contra del comercio ambulante que es una actividad que realizan para llevarle de comer a sus familias, sin embargo si tiene que ser responsables de establecerse en lugares apropiados para que no perjudiquen a las personas que tiene necesidad de una silla de ruedas.
Hace algún tiempo el gobierno invirtió en hacer muchas rampas, pero le hizo falta revisar que todas las calles donde se hicieron estas rampas se puedan transitar libremente.
Aseguró que esta exigencia no es nueva, pues a varios presidentes municipales, a diputados y otras autoridades, les han mostrado los lugares en los que las calles se encuentran invadidas, pero lamentablemente nada hacen para corregir el problema, "Dios no lo quiera que un día tengan necesidad de usar una silla de ruedas o un bastón, porque entonces recordarán que pudieron hacer mucho para ayudar a las personas que están atadas a los aparatos".
Señaló que como personas con capacidades diferentes nada pueden hacer más que seguir haciendo la denuncia pública y esperar que un día llegue un gobierno con la sensibilidad para atender a los grupos vulnerables.
"Como muestra un botón, mire aquí afuera del banco Santander en pleno zócalo se puso una rampa con un barandal, pero al barandal ya le quitaron un pedazo y ahora lejos de ser una ayuda es un riesgo para quienes usan la rampa".
Finalmente indicó que también Tránsito Municipal debe endurecer las medidas sancionatorias para quienes invaden espacios dedicados a los discapacitados, "pedimos que se multe a quienes se estacionen en lugares de rampas y que por ley se impida hacer descuentos o cancelar esas infracciones a fin de que se vaya generando una conciencia en beneficio de los grupos vulnerables". (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: