viernes, julio 22, 2016

Elevado el número de policías estatales que fungen como “guaruras”: Almazán

El titular de la Secretaría de Seguridad Pública, Pedro Almazán Cervantes, manifestó su beneplácito por el regreso a Guerrero de los elementos de la Policía Federal y de la Gendarmería, los cuales serán enviados a reforzar la seguridad en Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Chilapa y la Tierra Caliente de la
entidad.
Sin embargo, reconoció que algo que afecta a la Policía Estatal es el elevado número de elementos comisionados como guardaespaldas de ex gobernadores, funcionarios, ex funcionarios y de personas a las cuales los organismos defensores de los derechos humanos pidieron otorgarles medidas cautelares.
El General Almazán Cervantes fue entrevistado ayer al término de la vigésima primera sesión ordinaria del Sistema Estatal para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres, el cual se desarrolló en la Sala de la República de Casa Guerrero.
Ahí, primeramente el secretario de Seguridad Pública se manifestó complacido por el anuncio hecho por el secretario de Gobernación, Miguel Angel Osorio Chong, en el sentido de que los elementos de la Policía Federal y de la Gendarmería regresarán en unos días más a reforzar la seguridad en Guerrero.
En este sentido, informó que especialmente estos elementos policiacos serán comisionados a los municipios de Acapulco, Chilpancingo, Iguala, Chilapa y la región de la Tierra Caliente, “que son los principales focos de atención de las fuerzas federales y del estado”.
Asimismo agradeció también la inversión de 200 millones de pesos anunciada también por el secretario de Gobernación, la cual será destinada para fortalecer la seguridad pública, principalmente en equipamiento, patrullas, y motocicletas.
Cuestionado respecto al elevado número de homicidios dolosos registrados en la entidad, el general Almazán Cervantes reconoció que enero y junio son los meses en que se ha registrado el mayor número de asesinatos.
Indicó que de acuerdo a la información dada a conocer por el Secretariado del Sistema Nacional de Seguridad Pública, en junio se disparó el número de homicidios dolosos en Guerrero hasta 195, en tanto que en mayo se perpetraron 165.
Respecto al elevado número de elementos policiacos comisionados como guardaespaldas, el secretario de Seguridad Pública indicó que este es un problema que heredó de administraciones gubernamentales pasadas.
Actualmente, mencionó son 335 policías estatales los que realizan la función de escoltas, de los cuales 180 cuidan la integridad física de 58 personas que por recomendación de la Comisión de Defensa de Derechos Humanos del Estado tienen medidas cautelares, en tanto que 155 cuidan a ex gobernadores, a ex funcionarios y a funcionarios en activo.
El objetivo en este sentido, refirió, es disminuir “a toda costa” este número de elementos de la Policía Estatal y reincorporarlos a sus funciones operativas. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: