viernes, julio 08, 2016

La reforma educativa comenzó mal y se tiene que ir parchando: SNTE

La reforma educativa comenzó mal, “tiene incidencias y por eso se tiene que ir parchando poco a poco”, expresó ayer el dirigente de la Sección 14 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE), José Hilario Ruiz Estrada, quien apuntó que esa es la razón por la cual el Comité
Ejecutivo Nacional de este organismo sindical demanda a la Secretaría de Educación Pública (SEP) su revisión y el establecimiento de un nuevo modelo educativo.
En conferencia de prensa que dio ayer en un restaurante del sur de la ciudad, el dirigente magisterial señaló que precisamente por los errores que presenta la reforma educativa, el SNTE propone el establecimiento de un nuevo modelo de evaluación al desempeño docente que no contemple acciones punitivas o sancionatorias contra el personal docente, con el fin de que sus derechos laborales, su empleo y su antigüedad queden protegidos
En este sentido, Ruiz Estrada celebró el establecimiento de una mesa de trabajo entre la SEP y el SNTE, en la que se tratarán estos temas y el mecanismo que se utilizará en la revisión de la reforma en materia educativa
Indicó que una de las principales demandas del SNTE es que haya un replanteamiento de la reforma educativa que contemple el pleno respeto a los derechos de los maestros, pago puntual de los salarios e incentivos económicos y que se redefina el proceso de evaluación al desempeño docente, el cual desde su primera etapa realizada en noviembre del año pasado demostró que presenta “incidencias”.
En este sentido, indicó que entre las “incidencias” que se detectaron es que se aplicó una evaluación estandarizada para todos los maestros, independientemente del nivel educativo en que dan clases, es decir, fue el mismo para el de preescolar, que para el de primaria, secundaria y telesecundaria, lo cual no debe ser.
Al respecto agregó que ni siquiera en Guerrero puede aplicarse una evaluación estandarizada porque en cuanto a educación indígena, por ejemplo, por la existencia de cuatro etnias, se deben aplicar exámenes diferentes, es decir, uno para cada grupo indígena.
Otra cuestión que se presenta es que de los maestros que presentaron el examen y resultaron “insuficientes”, a ocho meses no han recibido acompañamiento ni capacitación para que puedan solventar satisfactoriamente la segunda evaluación que por ley tienen que presentar en noviembre próximo, pero además, la SEP no está respetando la asignación económica y estímulos a quienes tienen carrera magisterial.
Cuestionado respecto a que si con esta postura el SNTE ahora avala la posición de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), Ruiz Estrada aclaró que no, porque la dirigencia del magisterio disidente plantea la derogación de la reforma educativa, en tanto que el SNTE está a favor de la evaluación a los maestros, como ocurre con otros profesionistas, pero que no sea punitiva y, al contrario, que se respete su antigüedad, su empleo y derechos laborales.
Incluso, indicó que uno de los planteamientos del SNTE  a la SEP es que los maestros que no presentaron la evaluación al desempeño docente —mil 300 en el caso de Guerrero— reciban una segunda oportunidad para justificar su inasistencia y que se les acepte cualquier justificante que presenten.
Y es que dijo que muchos de los maestros que no se presentaron a la evaluación al desempeño docente nunca se enteraron de que estuvieron notificados para presentarla, ya que mañosamente y por cuestiones de diferencias políticas, sus directores de escuela no les dijeron que estaban notificados. En este caso están alrededor de 60 maestros de Guerrero que pertenecen a la llamada corriente institucional del magisterio
El dirigente magisterial insistió en que esta reforma educativa comenzó mal y por eso se tiene que ir “parchando”. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: