sábado, julio 09, 2016

Pacientes del ISSSTE sufren por escasez de medicinas

Pacientes del Instituto de Seguridad y Servicios Sociales para los trabajadores del Estado (ISSSTE), denunciaron que en  la clínica hospital de dicho instituto en esta capital existe desabasto de medicamentos que se recetan a pacientes que sufren problemas crónico degenerativos, especialmente
diabetes e hipertensión, sin embargo la dirección del nosocomio, aseguró que cubre todas las necesidades.
En una visita que se realizó a la clínica ayer viernes encontramos a personas que hacen fila para solicitar que les surtan las recetas, sin embargo repetidamente les informan que no hay el medicamento y les piden regresar la próxima semana o en dos semanas.
El profesor jubilado, Raúl Leyva Martínez, indicó que a él le extendieron una receta que surtiría en tres fases mensuales, por el medicamento para la hipertensión, mismo que los dos primeros meses abasteció sin ningún problema, pero este tercer mes le indicaron que no hay en existencia y que tiene que volver para el día 18.
Varias mujeres que se encontraban en la fila se acercaron al reportero para denunciar que incluso existen muchos medicamentos que han dejado de surtirlos y los están cambiando por otros que supuestamente son iguales, pero ni siquiera son similares, "te están cambiando la medicación por otros que son parecidos pero más baratos".
Dijeron entender que se cambian las marcas de medicamento a libre albedrío del ISSSTE por ejemplo si recetan Pantoprazol, y lo surten de uno u otro laboratorio está bien, pero que en lugar de pantoprazol te den ranitidina no está bien aunque digan que es para lo mismo.
Los quejosos indicaron que además del problema de desabasto de medicamentos que se ha agudizado en las últimas semanas en esta clínica tiene un serio problema de atención, pues quienes se encuentran al frente de la farmacia son personas déspotas que tratan muy mal al derechohabiente.
Orden administrativo, responde director:
Por su parte el director del hospital, José Antonio Paredes, indicó que el problema no es que haya desabasto sino que se está aplicando un nuevo sistema que le dará orden administrativo a la distribución de medicamentos, pues desde el mes de mayo se puso en operación un sistema nacional informático que registra cuándo y qué cantidad de medicamento se entregó a un paciente.
En el caso de los pacientes con enfermedades crónico degenerativas dijo que se abastece el medicamento de manera específica para cada paciente, y eso se registra en el sistema de tal forma que si un paciente fue a una consulta en la Ciudad de México y allá le entregaron su medicamento para el presente mes, no se le podrá abastecer más medicamento en esta ciudad hasta que haya pasado el tiempo para el que le fue dotado.
Reconoció que existen medicamentos que salieron del cuadro básico por lineamiento nacional, y se sustituyen por otros equivalentes por ejemplo caso específico del medicamento que se usa para personas hipertensas salen del cuadro básico el Valsartán y Telmisartán que salen del cuadro básico y son sustituidos por Losartán.
"El medicamento tiene el mismo efecto y se administra en forma similar, sin embargo aquí tenemos el problema de que el paciente dice quiero las pastillas de la cajita azul con una palomita en la esquina, porque es medicamento fino, en realidad el medicamento que se distribuye en el ISSSTE pasó todas las pruebas de la COFEPRIS y tiene la certificación de que es bueno, solo que varía la presentación pero el elemento activo es el mismo".
Argumentó que los medicamentos que salen del cuadro básico no es porque sean más caros o más baratos sino por situaciones que tiene que ver con problemas de patentes de los laboratorios que los producen, situaciones que tiene que ver con los procesos de licitación para la compra y muchos otros motivos que ve el ISSSTE nacional y después envía el medicamento a Guerrero.
Finalmente dijo que en este momento la cobertura de medicamento en pacientes con enfermedades crónico degenerativas se tiene al 90 por ciento eso debido a que en Chilpancingo cada semana se detectan al menos dos casos nuevos de personas con hipertensión o diabetes, que se suman a la necesidad de medicamento y el sistema los tiene que ir cuantificando para incrementar la dotación que se envía. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: