martes, agosto 30, 2016

EXHIBE EL PROBLEMA DE LA BASURA LA INCAPACIDAD DE FUNCIONARIOS

La ciudad está inundada de basura. No hay calle que no esté atestada de bolsas  repletas de desechos. Los camiones recolectores de basura del municipio no prestan el servicio y los de “la basura jefa” lo dan a medias”, mientras que las autoridades municipales argumentan no tener
el equipo necesario, aunque su incapacidad es manifiesta.
En la Redacción de Diario de Guerrero son recurrentes las quejas principalmente por el mal servicio de recolección de basura. Y no es para menos, ya que todas las vialidades están convertidas en verdaderos tiraderos de basura “a cielo abierto”, por lo cual incluso ya se comenzó a exigir la destitución del secretario de Servicios Públicos Municipales, Sergio del Moral Benítez, “su incapacidad se huele a kilómetros”, dijeron los quejosos.
Y es que la realidad es que la avenida Insurgentes, en sus dos  camellones; Juárez, Ignacio Ramírez, Juan Ruiz de Alarcón, Lázaro Cárdenas, Álvarez, Guerrero, Cuauhtémoc, Cinco de Febrero y las laterales del encauzamiento del río Huacapa, por citar única y exclusivamente las principales avenidas de la ciudad, se encuentran atestadas de basura.
El problema no es menor en las colonias populares, aunque en ellas ante el nulo servicio de recolección de basura proporcionado por la incapaz Secretaría de Servicios Públicos Municipales, que mal dirige Sergio del Moral Benítez, comenzaron a tirar sus desechos en las barrancas más cercanas a sus domicilios, lo cual provoca otro enorme problema si se toma en cuenta que, como en el caso de la “Barranca del Coro”, nunca fueron a limpiarla como mucho presumió el alcalde Marco Antonio Leyva.
El resultado será el mismo en septiembre u octubre próximos, que son los meses que más llueve: el agua arrastrará la basura a las partes bajas de la ciudad, las alcantarillas se taponarán y las inundaciones sobrevendrán. Ejemplos hay muchos.
Eso sí, como siempre, la autoridad municipal les echará la culpa a los “ciudadanos cochinos”.
Desde que inició la administración municipal actual, Sergio del Moral puso como pretexto que su antecesor en el cargo, Gregorio Arcos Vélez, no le había dejado parque vehicular en condiciones para la recolección de basura. Dijo que sólo nueve camiones dejaron en funcionamiento. Eso afirmó incluso a través de un comunicado de prensa.
Sus declaraciones pronto tuvieron respuesta: el propio “Goyo” Arcos, con acta de entrega-recepción en mano le refutó que en realidad le había dejado 35 vehículos en funcionamiento de un total de 45. Así o más clara su incapacidad.
Pero bueno, hasta este momento sólo se ha señalado el nulo servicio de recolección de basura, pero ¿Y los baches en todas las calles y avenidas? ¿Y las fugas de agua?, ¿la falta de alumbrado público ya no en las colonias sino en la misma plaza cívica “Primer Congreso de Anáhuac”? ¿Qué pasa?
Chilpancingo se cae a pedazos, esa es la realidad. La inutilidad tiene nombre: Sergio del Moral. ¿Y el otro? (Baltazar Jiménez Rosales)

1 comentario:

MARTHA HELENA dijo...

El manejo de los desperdicios es inminente, no sólo es desechar; hay que tener conciencia ciudadana de recolección y clasificación de los mismos; errado el comentario de que se culpe a la población y se le califique como ciudadanos cochinos. Creo que el problema radica en la logística de recolección y en la ejecución de la misma.
Admiro al periodista Héctor Contreras Organista, persona incansable por alcanzar beneficios para su ciudad; él ha gestionado , ha dialogado con personas claves para adquirir un terreno en donde posiblemente se pueda implementar una planta de tratamiento de las mismas y así se evitaría el represamiento y saturación de la misma.
Invito a las autoridades encargadas a que sigan adelante con éste proyecto del Periodista Héctor, el cual beneficiaría a todos en general.