miércoles, agosto 03, 2016

Firman minuta de trabajo para resolver conflicto en El Ocotito

Con la finalidad de atender la problemática que se vive en la población del Valle de El Ocotito y mantener la paz y tranquilidad en la comunidad, el gobierno municipal que encabeza el alcalde Marco Leyva Mena, firmó una minuta de trabajo entre las partes involucradas.
Esto luego de lo ocurrido el pasado domingo en la comunidad de El Ocotito, por la disputa del control de la seguridad que brindan en el poblado por parte del comisariado del Valle e integrantes del Frente Unido para la Seguridad y Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG), donde el presidente municipal oportunamente intervino para evitar una confrontación entre ellos que pudo desestabilizar la tranquilidad de los habitantes.
Este martes en la sala de juntas de la Secretaria General de Gobierno, el alcalde Marco Leyva, así como José Martín Maldonado del Moral, Subsecretario de Gobierno de Desarrollo Político y Jorge León Robledo, en representación del gobernador del estado, se reunieron con las comisiones de diálogo que se integraron para el comienzo de una tregua que dé lugar al desarrollo del proceso de depuración de consejeros y elementos de la policía comunitaria de El Ocotito.
Las partes integradas por las autoridades de la comunidad de El Ocotito, encabezados por el comisario Audifred Benítez Visoso y los representantes del FUSDEG, manifestaron su compromiso y determinación de iniciar una etapa de respeto y solidaridad para preservar la paz y tranquilidad del poblado. 
En la minuta que signaron las autoridades municipales, estatales e integrantes del conflicto, se comprometieron a respetar la tregua durante el proceso hasta concluir los trabajos de selección de consejeros y de policías comunitarios bajo los siguientes puntos: Se comprometieron a respetar la tregua de 15 días, la cual inicia a partir del próximo jueves a las tres de la tarde, durante la llegada de los elementos de seguridad, esto durante los trabajos que se desplegarán en campo, así como en el gabinete, para elaborar el proyecto y las bases que conlleven a una adecuada depuración de los consejeros y policías comunitaria. Donde las actividades de vigilancia y seguridad durante el periodo de tregua, quedará bajo la responsabilidad de la Policía Municipal de Chilpancingo y de la Secretaría de Seguridad del Gobierno del Estado. 
Además, los policías comunitarios de ambos bandos se concentrarán, un grupo en la base comunitaria del FUSDEG y el otro en la comisaria municipal, en el entendido de que ninguno de éstos podrá salir a realizar actividades de vigilancia y menos armados.
Marco Leyva agregó que durante el periodo que dure la tregua quedará suspendida la organización de asambleas públicas y todo tipo de eventos masivos que signifiquen un riesgo para los habitantes de la localidad; no obstante los dos bandos podrán realizar actividades de carácter informativo en casas particulares sin llegar a actos masivos, y sin que coincidan en la misma colonia, esto a efecto de evitar alguna confrontación. 
Además podrán nombrar a un comisionado, que estará acompañado de un observador de la Coddehum, que tenga la función de visitar a la comunidad de El Ocotito durante el desarrollo de la tregua, y tendrá el objetivo de hacer monitoreo para que dé parte informativo de manera diaria a las autoridades sobre los avances de los trabajos para la depuración y comportamientos de ambos grupos.
Previo a esta reunión, el comisario de la comunidad de El Ocotito, Audifred Benítez, así como el representante del FUSDEG, Silvestre Plancarte, manifestaron su disposición de continuar por la ruta del diálogo para solucionar la diferencia de opiniones en torno al sistema de seguridad implementado en su localidad, y ambos reconocieron la oportuna intervención que ha tenido el alcalde Marco Leyva, para mantener el orden y la tranquilidad de los habitantes.

No hay comentarios.: