martes, agosto 16, 2016

Quebranto financiero obliga a solicitar un préstamo: SEFINA

Por la crisis financiera que atraviesa al haber heredado un gobierno sumamente endeudado y con un millonario quebranto financiero, que ya aumentó en más de cuatro mil 800 millones de pesos porque gobiernos anteriores no pagaron el Impuesto Sobre la Renta  (ISR) a la Secretaría de Hacienda de los
trabajadores de Salud y Educación, la administración estatal solicitará nuevos préstamos económicos a la Federación para poder cumplir con sus compromisos económicos de fin de año.
Así lo informó titular de la Secretaría de Finanzas y Administración (Sefina), Héctor Apreza Patrón, al entregar ayer a la Auditoría General del Estado (AGE) el primer informe financiero correspondiente al primer semestre de este año, el cual dijo, “servirá para que el organismo fiscalizador de los recursos públicos realice el análisis correspondiente y emita las observaciones que deriven de esas revisiones para que en su caso sean subsanadas”.
Destacó que por el propio beneficio de la gente, el gobierno de Héctor Astudillo Flores realiza un pulcro uso de los recursos públicos y se aplican en programas de beneficio social, “y eso se podrá constatar en el informe financiero que hoy se entrega”.
Apreza Patrón reiteró que la situación financiera por la que atraviesa el gobierno de Héctor Astudillo es seria, pues recordó que por principio de cuentas se heredó un adeudo de tres mil 323 millones de pesos, “pero conforme pasan los meses se van acumulando nuevos adeudos”, a lo cual se suma lo que el gobierno de Angel Aguirre Rivero no pagó a la Secretaría de Hacienda por concepto de ISR en el 2013, lo cual asciende a cerca de dos mil 500 millones de pesos.
Recordó que por esta razón, la Federación le canceló a las Secretarías de Salud y de Educación Guerrero el Comprobante Fiscal Digital (CFDI), que es el nuevo modelo de facturación electrónica que tienen que adoptar todos los contribuyentes sin excepción a partir del 2014, por disposición del Servicio de Administración Tributaria (SAT).
Aparte de esto, todavía no son definidos los montos que el propio Angel Aguirre y su sustituto en el cargo, Rogelio Ortega Martínez dejaron de pagar por el mismo concepto en el 2014 y 2015.
“Esto evidentemente será un hueco financiero brutal para las finanzas públicas”, expresó el titular de la Sefina, ya que únicamente por no haber pagado el ISR del 2013, el gobierno del estado sufrirá un recorte presupuestal de 2 mil 500 millones de pesos, pero falta lo correspondiente a 2014 y 2015.
Por lo anterior, destacó, hasta la fecha la deuda heredada por los gobiernos de Angel Aguirre y del sustituto Rogelio Ortega “ha crecido en alrededor de 4 mil 800 millones de pesos”.
Por este motivo, reiteró tendrán que pasar cuatro o cinco años para que la administración de Héctor Astudillo Flores pueda solventar y equilibrar las finanzas públicas del estado: “la verdad es que yo no recuerdo en mi experiencia en la administración pública, que haya habido una ocasión que se haya entregado con tal resquebrajamiento las finanzas públicas”.
Respecto al pago de laudos laborales, Apreza Patrón indicó que “se han ido pagando pero van surgiendo nuevos, pero además el gobierno del estado está virtualmente y prácticamente imposibilitado para pagarlos porque no nos dejaron recursos, es más nos dejaron adeudos urgentes brutales con lo que no estamos en la capacidad de poder apoyar a los ayuntamientos”.
Por si esto fuera poco, mencionó, la administración estatal ha sufrido recortes a sus participaciones federales por alrededor de 750 millones de pesos en los meses de febrero y julio, debido a que la recaudación en el estado cayó entre un 10 y un 12 por ciento, aparte de la caída en los precios del petróleo.
A pesar de esto, resaltó el responsable de las finanzas, el gobierno de Héctor Astudillo atiende los requerimientos que son prioritarios con un uso racional de los recursos, y en esto la prioridad es salvaguardar los derechos laborales de los trabajadores, por lo que no descartó la posibilidad de que se solicite un anticipo en las participaciones federales del próximo año a la Secretaría de Hacienda para poder cumplir con los compromisos económicos de diciembre, es decir, el pago de salarios y aguinaldos a los burócratas. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: