martes, agosto 02, 2016

Reafirman que el proyecto de la celda emergente ha avanzado correctamente

El gobierno municipal de Chilpancingo ha cumplido en tiempo y forma con los trámites y procedimiento para la puesta en marcha de la celda emergente para la disposición final de los residuos sólidos. En este sentido, cabe destacar lo siguiente:
1.- La compra del terreno en la comunidad de Matlalapa, municipio de Tixtla, se llevó a cabo durante la administración municipal pasada. Se tramitó por la actual administración la inscripción ante el Registro Público de la Propiedad el predio que queda plenamente acreditado por el Ayuntamiento de Chilpancingo.
2.- Existe un convenio de coordinación que se dió en la administración pasada, entre los entonces alcaldes de Chilpancingo, Mario Morenos Arcos, y de Tixtla, Gustavo Alfredo Alcaraz Abarca, siendo testigo el ex gobernador Ángel Aguirre Rivero.
3.- El cabildo de la anterior administración de Tixtla aprobó por unanimidad de votos el proyecto de la celda emergente y destinó el terreno para tal fin y la proyección de recursos para su construcción y operación, en la comunidad de Matlalapa. De tal forma que existen documentos expedidos por la administración anterior del municipio de Tixtla en los cuales se autoriza que se lleve a cabo el proyecto.
4.- Antes de que la maquinaria para la construcción de la celda entrara a trabajar al terreno propiedad del Ayuntamiento de Chilpancingo, se realizaron dos reuniones técnicas informativas con habitantes de Matlalapa y su comisario Reyes Duarte Ortuño; dos reuniones con el alcalde de Tixtla, Hossein Nabor Guillén y una reunión entre los alcaldes de Chilpancingo, Tixtla y Eduardo Neri, para tratar una agenda plural intermunicipal, lo cual consta en fotografías.
5.- Posterior a dicha reunión, se iniciaron los trabajos con el acuerdo tácito, verbal, no expreso, de la comunidad de Matlalapa; tan es así, que los habitantes no volvieron a cerrar ni bloquear los trabajos de construcción de la celda emergente. Tampoco el Ayuntamiento de Tixtla impidió o clausuró los trabajos.
6.- Al mismo tiempo que se llevaba a cabo la construcción de la celda emergente, se invitó a pobladores, autoridades y al propio alcalde de Tixtla, a visitar en la ciudad de Monterrey, una planta industrial de tratamiento de residuos sólidos; donde se contó con la asistencia de la síndica y un regidor del cabildo de Tixtla. Las imágenes e información que de esa visita trajeron consigo, fueron expuestas a los pobladores de Matlalapa, teniendo como resultado la opinión positiva de la comunidad hacia el proyecto.
7.- Se llevó a cabo una reunión pública, ante medios de comunicación, entre habitantes de Matlalapa, su comisario Reyes Duarte, los alcaldes de Chilpancingo y Tixtla, y otras autoridades de ambos municipios, en la celda emergente, donde se conoció una lista de requerimientos y peticiones que Matlalapa exigía para el desarrollo de la planta industrial de tratamiento de residuos.
8.- Después, se acordó llevar a cabo una mesa de trabajo donde se deslindarían responsabilidades entre los tres municipios beneficiados con el proyecto.
Por todo lo anterior, el gobierno municipal reafirma que el tratamiento para poner en marcha el proyecto de la celda emergente ha sido el correcto, cumpliendo en tiempo y forma con todos los requisitos.
El Ayuntamiento capitalino confía en que este tema de gran importancia para la población, no se politice, ya que en reiteradas ocasiones se ha manifestado que el proyecto de la celda emergente sea intermunicipal, con grandes beneficios no sólo para Chilpancingo, sino también para Tixtla y Eduardo Neri. 
El presidente municipal, Marco Leyva Mena, es respetuoso de la decisión de cada cabildo, pero insiste en que los cabildos deTixtla y Eduardo Neri sean debidamente informados para tomar la decisión correcta, con el fin de resolver un problema serio, como lo es el tratamiento adecuado de la basura a través de un sistema moderno, que a su vez generaría empleos, derrama económica y la generación de energía.

No hay comentarios.: