jueves, agosto 04, 2016

Se agrava la salud de dirigente sindical Domingo Salgado en Huelga de Hambre

Ayer por la mañana fue trasladado a un hospital el dirigente de la sección 14 del sindicato independiente del ayuntamiento de Chilpancingo, Domingo Salgado Martínez, quien desde el pasado lunes se instaló en Huelga de hambre para demandar mejoras salariales para los empleados de lista de
raya que ganan 680 pesos semanales.
El secretario de organización de esta sección sindical Lorenzo Flores Hernández, destacó que desde las primeras horas de la madrugada, un médico tuvo que revisar el precario estado de salud de su dirigente, quien presentó niveles muy elevados de hipertensión arterial, por lo que advirtió que de no recibir hospitalización inmediata, podría colapsar con un ataque cardiaco.
Los trabajadores desde el pasado lunes iniciaron su movimiento para demandar que 134 empleados de lista de raya que laboran en servicios públicos municipales sean homologados al menor salario que perciba un trabajador sindicalizado es decir que se les incremente a dos mil 200 pesos quincenales su percepción.
Además demandan que los trabajadores sean ingresados en el sistema de nómina mecanizada y se les respete su antigüedad laboral.
El martes los trabajadores tuvieron acuerdos con el alcalde marco Antonio Leyva Mena, en el sentido de que se integraría una parte de los trabajadores al sistema de Nómina y en enero se integraría otra parte a la nómina mecanizada, para sellar este acuerdo se signaría una minuta en el sitio donde el dirigente mantiene su huelga de hambre pero el presidente municipal nunca llegó a la cita.
Los trabajadores acudieron ante la Secretaria de Finanzas municipal y pidieron una explicación de por qué el edil no acudió a la cita, y la respuesta que recibieron fue desalentadora: "el presidente no integrará a ningún trabajador, les dijo que si para que quitaran el bloqueo pero no hay dinero para poder meter a ningún trabajador a esta nómina".
Tras esta respuesta los empleados decidieron regresar a su campamento y mantener las guardias como lo vienen haciendo desde el pasado lunes y este miércoles bloquearon el acceso al palacio municipal y cerraron la avenida Ignacio Ramírez, para pedir al presidente municipal que atienda la demanda de sus propios trabajadores que tienen sueldos miserables.
Alrededor de las diez y media de la mañana una ambulancia de la Cruz Roja Mexicana acudió a prestar auxilio al dirigente sindical que se encontraba a punto del desmayo, los socorristas le indicaron que su presión arterial marcaba 200/120, lo que es muy elevado y podría generarle una trombosis o un paro cardiaco
 Por ello le recomendaron ser trasladado a un hospital a recibir atención médica de emergencia, "¿a qué hospital lo llevamos?" preguntó el paramédico, el dirigente respondió "no sé, no tengo servicio médico a pesar de que soy trabajador del gobierno municipal y es su obligación brindármelo", finalmente fue subido a la ambulancia y mientras esto pasaba, su segundo al mando de la sección sindical, indicó que de cualquier cosa que le pase a su salud o a su integridad física, el responsable será el alcalde Marco Antonio Leyva Mena. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: