jueves, agosto 04, 2016

Sin armas “trabajan” los policías municipales de Tierra Colorada

En un “completo estado de indefensión” ante la violencia se encuentran los habitantes del municipio de Juan R. Escudero (Tierra Colorada), luego de que la Policía Preventiva fue desarmada por comunitarios del Frente Unido para la Seguridad y Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG),
denunció el alcalde perredista, Leonel Leyva Muñoz.
En entrevista, el edil sostuvo que los 36 policías municipales sólo cuentan con tres armas, pero sirve una y no la pueden utilizar pues les fue retirado por el Ejército el permiso de portación.
“El caso del municipio, respecto a la seguridad tenemos un problema muy fuerte, preocupante y complejo, porque desde el mes de abril, nos fueron retenidos una patrulla y siete de las nueve armas largas que tiene el municipio, por policías comunitarios del FUSDEG”.
Explicó que dicho armamento fue entregado por los policías comunitarios al Gobierno del Estado, pero tras tres solicitudes de devolución giradas a la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) y a la secretaría de Gobierno, se han negado a regresárselas.
“En estos momentos el armamento está en manos del Gobierno del Estado, hemos tenido acercamiento con el área jurídica de la Secretaría de Seguridad Pública, con su titular, Pedro Almazán Cervantes y con el Secretario General de Gobierno (Florencio Salazar Adame). Hemos hecho en tres ocasiones el oficio de devolución y no hay respuestas”, dijo.
Advirtió: “estamos en Juan R. Escudero en un completo estado de indefensión porque ni el gobierno del estado ni el gobierno federal han hecho caso en atender la petición que nosotros de manera insistente le hemos pedido sobre todo el gobierno del estado (…) solamente le pedimos la devolución del armamento que fue adquirido con recursos propios del municipio y son patrimonio del municipio”.
Dijo que el día de ayer sostuvo una reunión con el Cabildo y acordaron que mandarán un cuarto oficio al Gobierno del Estado solicitándole la devolución de las armas.
“Para que haya precedente de la insistencia que hemos tendido y ante cualquier eventualidad relacionada con el tema de seguridad podamos tener un documento, para demostrar que hemos hecho lo que nos corresponde y hemos pedidos el regreso del armamento”.
Explicó que la Policía Municipal cuenta con tres armas (dos largas y una corta), de las cuales sólo funciona una, pero tampoco la pueden utilizar porque el 68 Batallón de Infantería del Ejército les suspendió temporalmente la “licencia colectiva 110 (para la portación de arma de fuego) precisamente por falta de armamento”.
El gobierno municipal, dijo, tampoco puede adquirir armas nuevas, porque hasta el momento, pese a que lo ha solicitado, no le han entregado los resultados que obtuvieron los policías en las evaluaciones de control y confianza que presentaron en el mes de octubre del 2015.
“Queremos adquirir armas nuevas, pero el primer requisito es que se adquieren de acuerdo al número de elementos aprobados”.
Actualmente los policías portal toletes y no pueden dar seguridad al personal del gobierno del estado o federal que acude a realizar pagos de los programas sociales, ni atender un llamado de auxilio, manifestó.
En torno a la policía comunitaria de la Unión de Pueblos y Organizaciones del Estado de Guerrero (UPOEG) y del FUSDEG que operan en el municipio, el edil, sostuvo que existen problemas dentro de las mismas organizaciones.

“Se han confrontado, ha habido fricciones y lo peor es que habido pérdidas de vidas humanas y eso lamentablemente no ayuda en nada a garantizar la seguridad, después de que se contaminaron las policías es un factor preocupante para la sociedad”. (NOTYMAS)

No hay comentarios.: