lunes, agosto 01, 2016

Tixtla y Eduardo Neri rechazaron el relleno sanitario intermunicipal

*Argumentan que permitirlo sería en perjuicio para sus
 municipios y que debió consensarse antes de iniciarlo.

Por considerar como un perjuicio para los municipios de Tixtla y Eduardo Neri, el proyecto del relleno sanitario intermunicipal fue cancelado por los cabildos de estas demarcaciones.
De acuerdo con el alcalde de Tixtla, Hossein Nabor, el Cabildo tomó la decisión de no participar con
los municipios de Chilpancingo y Eduardo Neri con la idea de compartir un lugar común para depositar los desechos sólidos que genera la ciudadanía.
“El cabildo ya tomó la decisión, habíamos dado la oportunidad al ayuntamiento de Chilpancingo, de que se nos explicara en qué consistía pero hicimos un sondeo con la población y la población no está conforme, la población lo primero que nos dice cómo vamos a permitir que otro municipio nos tire la basura y creo que es correcto”, explicó el alcalde tixtleco.
En tanto, Pablo Higuera Fuentes, alcalde de Eduardo Neri, dijo no tener conflicto alguno con Chilpancingo sin embargo, manifestó su negativa de participar  en el proyecto del basurero intermunicipal.
“Lo del relleno sanitario, le dije a Marco (Leyva Mena) creo que empezaste al revés, primeramente debiste haberlo consensado con los pobladores, con los municipios, la verdad yo  no conozco el proyecto y cuando más o menos cuando hablamos en diciembre yo le dije Marco como está el proyecto, y me dijo te lo voy a mostrar”, expuso el edil perredista.
Otro de los argumentos del edil de Eduardo Neri es que con la creación del basurero es que los mantos freáticos se contaminarán y por ende el agua que consumen los habitantes de su municipio.
En ambos casos (Tixtla y Eduardo Neri), aseguran tener resuelto el problema del basurero para sus municipios, razón por la cual manifestaron su negativa a pesar de que en un principio habían dado su anuencia para que el proyecto se llevara a cabo, incluso ya se habían gastado al menos 7 millones de pesos en la construcción de una celda emergente.
En este sentido, el alcalde capitalino, Marco Antonio Leyva Mena insistió en dialogar con los alcaldes para llegar a un acuerdo, “insistió que no hay ningún problema que signifique algún peligro ni para la flora, la fauna ni el suelo ni las aguas de Matlalapa”, indicó.
Insistió en informar a la ciudadanía del proyecto sobre las bondades del relleno sanitario, el cual a decir del edil de Chilpancingo se trata de una planta industrial que va a generar empleos, lo mismo que energía eléctrica para el poblado de Matlalapa, obras y derrama de recursos aunado a los recursos que se pueden  bajar de la federación hasta instancias internacionales.
Ahora el problema para Chilpancingo, es buscar otro lugar para el depósito de sus desechos, aunque el propio Leyva Mena aseguró ya tener cuando menos 4 opciones  de terrenos, los cuales están ubicados, uno a las afueras de Tierras Prietas, Mazatlán en el lugar conocido como Las Antenas y otros dos más de los cuales no proporcionó ubicación, incluido algunos predios que pertenecen a su familia los cuales aseguró los donaría al municipio.
“Solo estamos esperando las cuestiones de carácter técnico para hacer y definir este asunto, los permisos serían prácticamente de 4 a 5 meses, y una vez aprobados los permisos, nosotros tendríamos 3 meses para hacer las celdas, y hechas las celdas a procesar la basura”, explicó.
En cuanto al actual basurero municipal cuya vida útil ya concluyó, el edil reconoció que tienen un problema serio en este tiradero a cielo abierto, aunque dijo que la solución es construir una celda emergente en medio del montículo de basura para que pueda dar servicio al menos otros 4 meses más en tanto se construye el relleno sanitario. (NOTYMAS)

No hay comentarios.: