jueves, septiembre 22, 2016

Con los delincuentes se puede dialogar, dice el obispo Rangel



El obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, pidió a las autoridades federales y estatales “platicar” con los grupos delictivos que operan en Guerrero, con el objetivo de pacificar las zonas de mayor violencia.
Precisó que no se trata de “pactos”, sino de diálogo. “Siempre opino que es mejor acercarnos a las gentes (sic), platicar con las personas y llegar a ciertos acuerdos”, agregó el jerarca católico.
Porque además, dijo, “se logran cosas más efectivas con el diálogo que con la fuerza. Siempre he dicho que hay más gente buena que mala”.
En entrevista durante la convivencia con motivo de la fiesta patronal del tradicional Barrio de San Mateo, Rangel insistió en que sí hay “condiciones” para entablar comunicación con los grupos delictivos. Porque aseguró que estos grupos se dividen en dos: los del narcotráfico en general y los delictivos, que no precisamente están ligados al comercio ilegal de enervantes.
“Tenemos que intensificar la labor de inteligencia y medidas preventivas; no llegar cuando ya esté ahogado el niño a tapar el pozo”, indicó.
Lamentó el contexto de violencia que vive Guerrero, particularmente en ciudades como Acapulco, Chilpancingo y Chilapa, entre otras.
Porque “se nos han infiltrado mucho en Guerrero grupos delincuenciales que buscan sus propios intereses. Creo que vale la pena seguir apoyando la vía del diálogo”.
Agregó que la Iglesia Católica seguirá pugnando porque haya paz, tranquilidad y concordia.
“Siempre hemos opinado que el diálogo es el único que nos puede llevar a solucionar estos problemas y dificultades”, resaltó. (www.agenciairza.com)

No hay comentarios.: