miércoles, septiembre 07, 2016

Habitantes de Nuevo Balsas se dicen amenazados por la minera



Habitantes de la población de Nuevo Balsas, perteneciente al municipio de Cocula, que en los últimos meses iniciaron una lucha en contra de la minera Nueva Luna para buscar ser indemnizados por las afectaciones que causó en la actividad pesquera que se realiza en la presa El Caracol, denunciaron que están siendo
amenazados de muerte vía telefónica, por lo que responsabilizaron a la empresa de cualquier cosa que pueda pasarles.
Los quejosos quienes pidieron no mencionar sus nombres para evitar posibles represalias, señalaron que desde hace meses cuatro años vienen denunciando afectaciones que la minera está causando en las aguas de la presa El Caracol, donde se ahuyentó casi en su totalidad la pesca de "mojarra tilapia".
"Tenemos evidencia de que la minera ha vertido en este lugar residuos, además de que las explosiones que causa generan enormes nubes de polvo que van a dar al pueblo y eso genera afectaciones al ambiente y enfermedades entre la población".
Los 300 pescadores que viven de la actividad en la presa, señalaron que de extraer 300 kilos de pescado diario cada uno, ahora sólo llegan a sacar 30 kilos a la semana, "Nosotros vivíamos bien, ganábamos lo suficiente, pero ahora con la llegada de la minera nos estamos quedando sin comer".
Por eso iniciaron la lucha y demandaron a la minera una indemnización de 500 mil pesos para cada una de las familias que viven de esta actividad pesquera y en respuesta lo que han recibido son amenazas de muerte que les están realizando directamente a sus teléfonos de casa y celulares.
"Tenemos miedo eso no lo podemos negar, sin embargo no desistiremos en esta lucha porque de ello depende el porvenir de nuestros hijos, por eso no cederemos a la exigencia que nos hacen con las amenazas de dejar de lado el movimiento".
Resaltaron que en el mes de Abril el gobernador del estado estuvo con ellos para buscar solucionar un paro de actividades en la empresa que se mantenía en ese momento, "el gobernador nos pidió un lapso de dos meses para ofrecernos una respuesta, que se basaría en estudios que realizarían expertos de la UNAM, el Politécnico y la UAGro, pero sin embargo hasta este momento no ha regresado con la respuesta". (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: