martes, septiembre 20, 2016

Habitantes de Petaquillas, Ocotito y Palo Blanco repudian al FUSDEG



Mario Flores Castrejón, comisario municipal de Petaquillas y un grupo de pobladores del valle de El Ocotito marcharon en esta capital hasta las instalaciones del Congreso del Estado, para exigir a los legisladores exhorten la intervención del Poder Ejecutivo para que se detengan a los policías comunitarios que, desde
que tomó posesión del cargo, lo hostigan.
Pide ayuda para que lo dejen trabajar con su equipo, debido que grupo armado que opera en la comunidad de Petaquillas bajo las siglas del Frente Unido por la Seguridad Para el Desarrollo del Estado de Guerrero (FUSDEG), desde que llego como autoridad local les ha hecho la vida de cuadritos…
Agregó: “pedimos  ayuda  para formar un grupo de Policía Rural que vaya de acorde a las leyes”, y demandó la destitución del sacerdote de la comunidad “por entremeterse a los asuntos no religiosos  de la población”.
Vecinos del valle de El Ocotito marcharon desde sus poblaciones hasta llegar al Congreso del Estado en donde exigen que las autoridades  intervengan para frenar las acciones de los integrantes de la policía comunitaria del FUSDEG, dado que cuando  llevaban a cabo una asamblea, aquellos se presentaron argumentando que  lo iban a detener,  de manera totalmente arbitrariamente.
Aseguró que son miles de personas que no desean la “seguridad” que ofrecen los elementos del FUSDEG, porque trabajan de manera arbitraria en todas las comunidades que forman parte del valle de El Ocotito..
“La gente ya está harta de estos policías comunitarios que hacen las detenciones a consideraciones de ellos, sin previa orden o cosas por el estilo”, aseguró un ciudadano que, se negó a ser identificado, por temor a sufrir represalias.
Recalcó que hay ciudadanos que están dispuestos a formar parte de una Policía Rural legalmente constituida y sobre la cual las autoridades determinarían el proceso de selección y formación de los elementos. Todo en regla para poder trabajar en coordinación con las fuerzas de seguridad estatal y federal, todo con el objetivo de salvaguardar la integridad física de los pobladores que forman parte de este valle de El Ocotito.
Por otra parte se dijo que exigen la salida del sacerdote que se encuentra en la comunidad de Petaquillas, cuyas actitudes y comentarios, dicen han causado roces con la autoridad municipal, en este caso con el Comisario, cuya autoridad el religioso “ningunea”, por lo que incluso dicen ya enviaron al Arzobispo una carta demandando su salida de Petaquillas. (ANG)

No hay comentarios.: