miércoles, septiembre 28, 2016

Hossein: no operará en Tixtla el basurero de Chilpancingo



El alcalde de Tixtla, Hossein Nabor Guillén pidió a su par de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena  (MALM), que no insista en la operación de la celda emergente en la comunidad de Matlalapa y le sugirió que mejor busque otro terreno pero en Chilpancingo, y que del tema ya no quiere seguir platicando con él.
“Tiene un mes que nos vimos, pero él insiste” en que la instalación y operación de la celda emergente intermunicipal sea “en Matlalapa y no le veo caso ni a siquiera seguir platicándolo”.
Entrevistado ayer martes, Hossein Nabor dijo que el presidente municipal de Chilpancingo,  Marco Antonio Leyva, “desestimó” desde enero de este año la utilidad del relleno sanitario, porque el problema de la basura aún no “le explotaba”.
Tras reiterar un “rotundo no” al uso de la celda emergente habilitada en ese poblado “de manera indebida”, el alcalde de Tixtla, Hossein Nabor Guillén, dijo que Leyva Mena asumió una postura “exageradamente cómoda” al hacerlo responsable del problema que no ha podido resolver.
“Entiendo la desesperación del alcalde, pero ha tomado una postura exageradamente cómoda”, porque dijo que Marco Antonio Leyva intenta “decirle al pueblo de Chilpancingo que quien tiene a culpa es el presidente de Tixtla”.
Recordó que desde enero de este año buscó a Marco Antonio Leyva para conjuntamente analizaran la viabilidad del relleno sanitario en ese punto, pero, precisó, que éste lo recibió hasta el 20 de febrero, mes y medio después.
Agregó que en esa reunión le hizo saber que los habitantes de Matlalapa estaban en contra de que ahí se construyera el relleno sanitario. “Pero él desestimó desde un inicio lo que yo le comenté”.
“Si me hubiera solicitado el apoyo para meterse a los barrios y colonias para convencer a la gente de que era buena su propuesta, a lo mejor el escenario fuera distinto”, expuso Hossein Nabor Guillén este martes.
De acuerdo con Nabor Guillén, a Leyva Mena tampoco le interesaba la intermunicipalidad, porque, recordó, que a manera de cortesía le comentó que si el gobierno de Tixtla quería tirar su basura en ese punto, solamente “estaba invitado”.
Además de que hasta el mes de abril protocolizó el terreno del Matlalapa, siete meses después de asumir la Presidencia Municipal.
“Si no le dio la importancia cuando yo lo busqué es porque a lo mejor no le explotaba tanto el problema. Si asume una postura de que el villano es Hossein (Nabor Guillén) y que él es el héroe, pues definitivamente no vamos a llegar a ningún lado”, afirmó.
El edil tixtleco reconoció que el terreno es propiedad del Ayuntamiento de Chilpancingo, pero atajó que no tiene la licencia de construcción ni la autorización del cambio de uso de suelo, “ni la tendrá”, sentenció.
Agregó que el gobierno de Marco Antonio Leyva tampoco le consultó sobre la construcción de la celda emergente, “lo hizo al margen de los derechos que otorga el Ayuntamiento”.
Sobre los acuerdos entre los ex alcaldes Mario Moreno Arcos, de Chilpancingo, y Gustavo Alcaraz, de Tixtla, para el uso de ese terreno, Hossein Nabor precisó que fueron al margen del Cabildo y que la temporalidad y contexto político ya cambió.
“El Cabildo ya decidió que no vamos a arriesgar la gobernabilidad por decirle sí al relleno sanitario. La población dice que no y si como Ayuntamiento tomamos otra decisión, lo único que voy a generar es desestabilidad política y social; no voy a arriesgar lo poco que hemos logrado los tixtlecos. ¡Es un rotundo NO!”, reiteró. (www.agenciairza.com

No hay comentarios.: