martes, septiembre 20, 2016

La ineptitud de gobiernos pasados podría sumir a Guerrero en una parálisis: Apreza



El futuro financiero del estado no es nada halagüeño, ya que mientras que el gobierno estatal todavía está en espera de la integración y diseño definitivo del Presupuesto de Egresos de la Federación para el 2017, en el cual se advierte una considerable disminución, por la irresponsabilidad en que incurrieron las
administraciones gubernamentales pasadas —las de Angel Aguirre Rivero y del sustituto Rogelio Ortega Martínez, al no reportar a la Secretaría de Hacienda lo correspondiente al Impuesto Sobre la Renta (ISR) del sector educativo, la dependencia federal le recortará a la entidad dos mil 600 millones de pesos.
El titular de la Secretaría de Finanzas y Administración (Sefina), Héctor Apreza Patrón, alertó que este recorte de dos mil 600 millones de pesos por parte del Sistema de Administración Tributaria (SAT) de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP) pone al gobierno estatal en riesgo de caer en una parálisis.
La situación se complica aún más, pues aparte de que este recorte de dos mil 600 millones de pesos ya es un hecho, posiblemente la SHyCP le quite a Guerrero otros mil millones de pesos porque de igual forma las administraciones gubernamentales de Aguirre Rivero y Ortega Martínez no pagaron el ISR de la Secretaría de Salud.
Cuestionado acerca de la situación financiera del gobierno estatal, el secretario de Finanzas señaló que no obstante de que la administración gubernamental de Héctor Astudillo Flores ha hecho un manejo serio y responsable de los recursos públicos, la verdad es que las dificultades financieras que enfrenta son por los problemas heredados de los gobiernos de Angel Aguirre y Rogelio Ortega.
En este sentido precisó que conforme pasa el tiempo “van apareciendo nuevos adeudos como lo es el crecimiento de laudos laborales por pagar, por un monto cercano a dos mil millones de pesos que necesariamente deben ser pagados porque son derechos de los trabajadores”.
Precisó que estos laudos corresponden a despidos de trabajadores efectuados en los últimos ocho años y a manera de ejemplo comentó que únicamente en el Colegio de Bachilleres los laudos que ya tiene en ejecución ese subsistema educativo es superior a los 100 millones de pesos.

El problema por el no pago del ISR

Por si esto fuera poco, debido a que los gobiernos anteriores no pagaron a la SHyCP lo correspondiente al ISR del sector educativo, ahora el SAT le quitará a Guerrero dos mil 600 millones de pesos, por lo cual “estamos armando una estrategia de negociación con el SAT para buscar una salida, porque evidentemente de aplicarse ese descuento simple y sencillamente derivado de irresponsabilidad de administraciones anteriores estaría en riesgo de paralizarse la administración pública del estado.
A este recorte de dos mil 600 millones de pesos podría sumarse otro de mil millones de pesos debido a que ni el gobierno de Angel Aguirre ni el de Rogelio Ortega pagaron el ISR de la Secretaría de Salud correspondiente al año 2013.
En suma, mencionó Apreza Patrón, el recorte que podría sufrir el gobierno estatal por la irresponsabilidad de administraciones gubernamentales anteriores sería de tres mil 600 millones de pesos, que podría comenzar a aplicarse a partir de este mismo año, aunque continuará en el 2017.
El secretario de Finanzas del gobierno estatal fue contundente al señalar que de aplicarse estos recortes Guerrero sufrirá “un impacto grotesco, lapidario en términos de las finanzas públicas; es decir: de aplicarse este crédito las finanzas públicas irán otra vez para abajo a pesar de que logramos evitar su hundimiento”.
Dijo que ante este negro escenario financiero que se vislumbra, la administración de Héctor Astudillo Flores buscará la forma de negociar con el SAT: “es lo primero que vamos a recurrir, esperamos éxito”.
Al respecto destacó que “afortunadamente el gobernador Héctor Astudillo es un hombre que atiende cotidianamente los problemas de Guerrero, se desplaza a lo largo y ancho del estado, pero también es un hombre que está en permanente contacto con el gobierno federal y es un excelente cabildero, es un excelente gestor y creo que puede llevar una negociación de esta naturaleza a buen puerto”, finalizó. (Baltazar Jiménez Rosales) 

No hay comentarios.: