sábado, septiembre 17, 2016

Pone Tixtla condiciones para el tiradero de basura intermunicipal



Tixtla, Gro.— El presidente municipal de Tixtla, Hossein Nabor Guillén propone reubicar el proyecto pensado para la comunidad de Matlalapa, en un predio en las inmediaciones del municipio de Eduardo Neri.
En entrevista, luego de su ceremonia de anuncio de la presentación de su primer informe de labores, el
próximo 22 de los corrientes, el alcalde tixtleco, lamentó que el gobierno municipal de Chilpancingo no haya tomado en cuenta a su administración, para la autorización de construcción, cambio de uso de suelo, en la edificación del tiradero en la comunidad de Matlalapa.
En lo que ha sido este conflicto entre Chilpancingo y Tixtla, por la construcción del tiradero de basura, como solución al mismo, Nabor Guillén, dijo que aceptaría la intermunicipalidad, con la capital del Estado, su municipio y Eduardo Neri,  con la condición de que sea en otro terreno y que en la concesión otorgada, se establezca, que el municipio de Tixtla, no gastará absolutamente nada, en la recolección de la basura, que corra a cargo de la empresa, “solo así le entraríamos”.
La celda que se ha construido ya en la comunidad de Matlalapa, “no es responsabilidad de nosotros, de Tixtla, a nosotros no se nos informó, es responsabilidad del presidente municipal de Chilpancingo”, recalcó Nabor Guillén, quien refirió que desde el mes de enero buscó a Leyva Mena, para abordar el tema del tiradero, del cual le advirtió que era complicado pero “se confió él, se confió todos estos meses, porque no le dio la dimensión al problema que yo le di”, sostuvo.
A pesar de que era de su plena incumbencia, el alcalde de Chilpancingo, nunca lo buscó, reafirma el presidente municipal de Tixtla, quien fue el que se acercó a su homólogo, para decirle que Matlalapa se reservaba el derecho constitucional de vivir, y tener salud y de que no le dañen su ecosistema.
La segunda opción, la estaría valorando el municipio de Eduardo Neri, indicó el alcalde de Tixtla, quien insistió en que participaría en este proyector intermunicipal, siempre y cuando, el traslado de la basura no le cueste nada a su ayuntamiento, luego que para llevarla a Matlalapa, le implica recorrer a sus carros recolectores, 15 kilómetros, cuando su actual tiradero, se ubica solo a unos kilómetros de distancia de la cabecera, es decir implicaría el gasto seis veces más de lo que actualmente invierte al día.
“Si la empresa que va a lograr la concesión  ice que el municipio de Tixtla no va a hacer que gaste ni en carros, personal, ni gasolina, si ellos recogen toda la basura, nosotros le entramos, sino, no”, confirmó Nabor Guillén quien insistió en que su ayuntamiento no aportaría nada al proyecto, pues tiene resuelto su problema, a diferencia de Chilpancingo.
Reconoció que el problema le “explotó”, al actual alcalde Marco Leyva aun cuando los “otros” tuvieron la oportunidad de hacerlo “y no es culpa de él”, dijo entender, pero agregó que Tixtla no puede aportar un terreno para que le echen otra basura, y si ni en Chilpancingo han conciliado un lugar donde aceptan que se tiren los deshechos “menos nosotros”, recalcó. (NOTYMAS).

No hay comentarios.: