jueves, septiembre 29, 2016

Se complica el quebranto financiero del gobierno estatal por deudas heredadas



Para poder saldar sus compromisos de fin de año —pago de salarios, aguinaldo y demás prestaciones a los burócratas estatales— y poder cubrirle al Sistema de Administración Tributaria (SAT) la deuda de dos mil 643 millones de pesos que le heredaron las administraciones gubernamentales anteriores debido a que no
pagaron el Impuesto Sobre la Renta (ISR) correspondiente al 2013, el gobierno del estado encabezado por Héctor Astudillo Flores requiere con urgencia más de 13 mil millones de pesos.
Esa cantidad de dinero se necesita, agregó el titular de la Secretaría de Finanzas y Administración del gobierno estatal, Héctor Apreza Patrón, también para poder pagar los millonarios laudos labores y las deudas que se tienen con las empresas que les prestaron dinero a trabajadores y que de igual forma no fueron cubiertas por las administraciones de Angel Aguirre Rivero y el sustituto Rogelio Ortega Martínez.
El responsable de las finanzas en la entidad expresó que el quebranto financiero que tiene el gobierno del estado por las anteriores causas es tan grande que está muy lejos de lograr el equilibrio financiero tan deseado. “El resquebrajamiento financiero fue brutal”, puntualizó.
Y es que dijo que conforma avanza el tiempo aparecen nuevos adeudos heredados por las administraciones anteriores y, por lo tanto el quebranto financiero del gobierno estatal crece, ya que se le requiere el pago de laudos y adeudos con empresas que dieron crédito a trabajadores, pero que los gobiernos anteriores si bien hicieron los descuentos correspondientes a los empleados, no los entregaron a esas compañías mismas que ahora requieren su pago.
Por si fuera poco, reiteró, las administraciones gubernamentales de Aguirre Rivero y Rogelio Ortega no pagaron el ISR correspondiente a los años 2013, 2014 y 2015 de los trabajadores de las secretarías de Educación Guerrero y de Salud.
Por lo anterior, ahora el SAT le requiere al gobierno de Astudillo Flores el pago de dos mil 643 millones de pesos nada más en lo que corresponde al no pago del ISR de la Secretaría de Educación en el año 2013, y faltan 2014 y 2015 y lo que sume la de Salud.
Al respecto, Apreza Patrón señaló que por esta razón, todos los esfuerzos que se hagan “chocan con una realidad brutal porque el estado fue entregado en términos financieros de manera desastrosa y resquebrajado, lo cual implica que el esfuerzo que haga el actual gobierno sea mayúsculo”.
Cuestionado respecto a si se procederá contra funcionarios de las anteriores administraciones gubernamentales por las irregularidades y anomalías financieras en las que incurrieron, Apreza Patrón indicó que esos procedimientos los lleva a cabo la Secretaría de la Contraloría, pero dijo desconocer en qué fase se encuentren.
Dijo que en lo que él como secretario de Finanzas está ocupado en realizar una planeación financiera que le permita al gobierno estatal utilizar lo mejor posible los muy escasos recursos disponibles, y cómo poder obtener recursos para seguir dándole viabilidad a la actividad normal del gobierno.
En cuanto a lo que requiere el gobierno estatal para solventar todas estas deudas, mencionó que “sin considerar el déficit estructural, para enfrentar la emergencia de diciembre, que incluye el pago de salarios y el aguinaldo; para pagar los créditos fiscales al SAT de la Secretaría de Hacienda por el no pago del ISR en Educación; para pagar laudos laborales y los adeudos que se tienen con empresas que dan crédito a los trabajadores que no les pagaron, entre otros asuntos”, necesita más de 13 mil millones de pesos. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: