miércoles, octubre 26, 2016

Bruno Placido acusa al FUSDEG de ser auspiciados por el gobierno



El dirigente de la Unión de Pueblos y Organizaciones del estado de Guerrero (UPOEG), Bruno Plácido Valerio, anunció que una vez concluidos los sepelios de sus seis compañeros que perdieron la vida en los hechos sangrientos de Tlayolapa, municipio de “Juan R. Escudero”, acudirán a rescatar a siete personas que
milicias del FUSDEG se llevaron detenidos a la comunidad de Tlayolapa.
Placido Valerio se refirió a los hechos, como una emboscada perpetrada en agravio de sus compañeros, la cual se registró cuando se dirigían de regreso a Tecoanapa… “son policías que regresaban después de haber trabajado en filtros que se instalaron en Palo Blanco, Buena Vista, Villa Guerrero y Juan R. Escudero, para revisar lo que entraba en la zona, porque tenemos reportes de que hombres armados han entrado a estos lugares, señaló.
Agregó que la esencia de las policías comunitarias tiene su origen en la comunidad, en el hecho de que la asamblea elige a quienes son sus  policías y por ende quienes pueden andar armados, pero en El Ocotito, Tierra Colorada y Petaquillas, se ha desvirtuado esta esencia y se han convertido en “paramilitares que aterrorizan al pueblo”.
Bruno Plácido reseñó que desde hace 22 años se inició el trabajo comunitario en la zona de Costa Chica y Montaña con la Policía Comunitaria y fue una decisión de los pueblos quiénes serían los policías; “hace 4 años cuando surgimos en Ayutla se realizó un levantamiento armado porque había un terror psicológico contra la gente, pero pasó la etapa de que se levantó el Pueblo y empezamos a construir grupos porque tampoco el Pueblo podía permanecer armado todo el tiempo”.
Sin embargo destacó que cuando llegaron al valle de El Ocotito el problema fue mayúsculo puesto que se afectaron intereses mayores de la delincuencia, así como de políticos y algunos funcionarios de los tres niveles, “hoy el problema se agudiza porque todos se hacen llamar policía comunitaria cuando se ha perdido la ética de principio de asamblea”.
Confirmó que la ruptura de la UPOEG en El Ocotito fue porque se demandó que se conformara el Consejo de Comunidades en Tierra Colorada y Ocotito, pero quienes están ahora en el FUSDEG se opusieron “nosotros pedíamos que los representantes, que  legalmente son los comisarios, conforman  el consejo en cada municipio, y también que los que se habían levantado en armas tuvieran un acta de asamblea, fue la propuesta que le hicimos a los pueblos y al gobierno en aquel tiempo”, aseguró.
Acusó también al Gobierno del Estado y Federal de haber patrocinado y auspiciado la formación del FUSDEG, a partir de grupos paramilitares, ello a raíz del resentimiento que se generó por haber retenido a militares en la comunidad del Pericón  tras acusar a un capitán de colusión con el crimen…
“De ahí viene el resentimiento, satanizan a la UPOEG diciendo que estamos contra el Ejército; se rompió el diálogo el 9 de agosto, le dieron más fuerza a Eliseo Villar, detienen a Nestora porque les da la espalda y empieza el gobierno federal a dividir la policía comunitaria con Eliseo; pactan con el FUSDEG, con paramilitares porque le temor del gobierno es que esta organización (la UPOEG) creciera en todo el Estado”, relató.
DISPUESTOS A DESARMARSE
Bruno Plácido  Valerio indicó que como UPOEG estarían dispuestos a desarmar su policía…  siempre y cuando el gobierno garantice la estrategia de seguridad para las poblaciones, “Que nos garanticen el formato de seguridad de la ciudadanía, el municipio ha dicho que se desarme la policía comunitaria pero que ofrezcan una alternativa”.
Aseguró que incluso ellos propusieron al Gobierno del estado  y  federal que se realice una depuración de las policías y que cada elemento de las policías comunitarias que se encuentre armado tenga que mostrar el acta de asamblea en el que lo designó la población.
Y su hay señalamientos de corrupción o ligas de un elemento de estas corporaciones que se les señale con nombre y apellido para que se le investigue y se le castigue.
Recordó que hace algunos años cuando ingresaron a El Ocotito y pretendían llegar a Chilpancingo el gobierno les pidió no hacerlo y ofreció que llegarían 800 elementos de la Policía Federal, pero ahora pueden ver donde están esos elementos, simplemente no existen.
También recordó que entraron a dialogar en la comisión de armonía, “nosotros hemos sido personas de diálogo, hemos realizado propuestas, y en respuesta sólo tenemos represión y criminalización”, terminó diciendo. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: