sábado, octubre 22, 2016

Denuncian negligencia de la FGE en la identificación de cadáveres



*Quinceañera fue raptada y asesinada,  la hallaron en una
 fosa clandestina; tardaron 10 meses en entregar el cuerpo.

Tenía 15 años y la hallaron en una fosa clandestina en Amojileca junto a otro cuerpo en enero pasado. Desde ese entonces, a pesar de que habían reclamado el cadáver, sus restos permanecieron por 10 meses en una cámara fría del Servicio Médico Forense de Chilpancingo porque los sometieron a estudios de ADN
y hasta que este viernes la Fiscalía General del Estado (FGE), determinó que fueran entregados a sus familiares, quienes denunciaron todo el calvario que sufrieron y acusaron a esa instancia de negligente y de provocarles mayor dolor con los trámites burocráticos a los que los sometieron, por lo que urgieron una investigación para que sean sancionados los funcionarios involucrados, además de justicia por el rapto y asesinato de la menor.
El colectivo de Padres y Madres de Desaparecidos, Secuestrados y Asesinados en el Estado y en el País, quienes hicieron el acompañamiento de la familia de Zaira Hernández Chino, denunciaron el caso y acusaron negligencia por parte de la Fiscalía General de Guerrero.
En la colonia 1 de Mayo de esta capital, la señora Deyanira, mamá de Zaira dio a conocer que a su niña, como ella le llama de manera cariñosa, la privaron de su libertad el 10 de marzo del 2015 cuando se dirigía a la Alameda Francisco Granados Maldonado y para enero de este 2016, tras buscarla de manera incansable se enteraron del hallazgo de una fosa en la comunidad de Amojileca, donde estaban dos personas enterradas de manera clandestina.
Uno de esos cuerpos era en de Zaira, quien al ser raptada tenía 15 años de edad.
Su mamá logró identificar el cuerpo por la vestimenta y desde enero inició lo que llamó "un infierno, porque uno sufre como madre primero que se la hayan llevado y después, cuando quieres sepultar a tu hija, te enfrentas a la indolencia y la falta de sentimientos de trabajadores de la Fiscalía General del Estado. Son gente sin corazón y sin escrúpulos".
Frente al féretro de madera, donde fue colocada una fotografía de su hija, la señora Deyanira, entre el dolor, el coraje y las lágrimas, dijo que desde enero reclamó el cuerpo, pero la FGE no quiso entregárselo, porque tenían que hacer la "confronta" de las muestras de ADN.
"Aquí en Guerrero es inútil que uno proteste, nunca te hacen caso y por eso con otros compañeros del Colectivo nos tuvimos que movilizar en (la Ciudad de) México, protestamos en la PGR (Procuraduría General de la República) en dos ocasiones y hasta entonces nos recibió la Comisión Ejecutiva de Atención a Víctimas", dijo.
En Guerrero, comentó que hasta el mes de septiembre pudieron hablar con el secretario particular del gobernador Héctor Astudillo, César Armenta Adame y les consiguió una cita con el vice fiscal Alejandro Santos, pero éste, a su vez, los mandó con el otro vice fiscal, José Antonio Bonilla.
"Tuvimos que movilizarnos porque nos enteramos que hay 400 restos en el Semefo de Iguala, Acapulco y aquí en Chilpancingo y que ya los iban a mandar al Panteón Ministerial. El 19 de octubre, José Antonio Bonilla nos dijo que de esos cuerpos ya tenían sus perfiles genéticos, lo cual consideramos es falso. Nosotros somos más de 60 familias con desaparecidos y hemos dado muestras genéticas, pero nadie nos dice nada, si son o no nuestros familiares; el trato que nos dan es indigno, nos da rabia", añadió.
Dijo que después de que se reunió con José Antonio Bonilla, quien le prometió que en siete días resolvería su petición del reclamo del cuerpo de Zaira, la coordinadora de Servicios Periciales de la FGE le comentó que desde el mes de agosto ya estaban listos los estudios comparativos de ADN, los que confirmaban que era su hija, causándole aún más indignación, porque “nunca me avisaron, hasta que uno levanta la voz, se queja y se mueve, hasta entonces supimos que es mi hija".
La señora recibió el apoyo de un comisionado de la Policía Federal, quien donó el ataúd y se encargó de enviar dos coronas de flores a la vivienda de Zaira, donde este viernes fueron velados sus restos.
La mujer, ahí frente al ataúd con los restos de su hija, denunció que cuando acompañada por los integrantes del Colectivo fueron al Servicio Médico Forense por los restos de Zaira, se dieron cuenta que en esas instalaciones "no tienen ningún protocolo, ni registro para ser identificados, ni cuenta cada cuerpo con cadena de custodia, ni folio de los 185 cuerpos que se están en el Semefo de Chilpancingo".
Denunció que, después de que la Fiscalía por fin dio la instrucción para que le entregaran el cuerpo, en el Semefo se encontró con otro obstáculo, pues la orden la tenían que dar de la dirección general del anfiteatro, pero que eso sería hasta el domingo, lo que los motivó a presionar y finalmente les entregaron los restos.
Lamentó también la postura que asumió presidente de la Comisión Ejecutiva Estatal de Atención a Víctimas, José Luis Gallegos Peralta, porque dijo que cuando le solicitaron su ayuda para la donación del féretro, nos dijo de manera grosera que no tenía recursos, ni fondos para las víctimas y que tampoco podía hacer nada.
Si el señor no tiene manera de ayudar porque no tiene presupuesto, pues que con mucha dignidad renuncie a su cargo, pero no quieren renunciar a sus sueldos. ¿Qué caso tiene estar en una oficina sin presupuesto y sin poder ayudar a las víctimas?", preguntó.
Después de 19 meses de que su hija fue raptada y 10 meses de saber que estaba muerta, tras un ir y venir constante a las oficinas de la FGE, PGR, Semefo y sin dinero, la señora Deyanira, finalmente este viernes pudo velar los restos a su hija.
“Me quitaron una parte de mi corazón, me duele que haya gente sin escrúpulos que ande asesinado niñas y que las autoridades no hagan su trabajo, no los detengan, no los castiguen y encima nos hacen pasar por verdaderos calvarios en la búsqueda de tener sus cuerpos cuando menos.
Le exigimos Héctor Astudillo que atienda estás denuncias y si hay negligencia en la Fiscalía General del Estado que actúe con rigor, es lo mínimo que debería hacer", dijo la señora sumamente molesta, quien además exigió justicia en el caso del rapto y asesinato de su hija de 15 años de edad. (www.agenciairza.com)

No hay comentarios.: