viernes, octubre 14, 2016

El magisterio disidente entregó al fin el edificio del ex INEBAN



La Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación liberó ayer el edificio de oficinas centrales de la Secretaría de Educación Guerrero conocido como ex INEBAN luego de casi dos años tomado en el marco de la lucha primero por la desaparición de 43 normalistas de Ayotzinapa y después en contra de la reforma
educativa.
Debido a los casi dos años de ha estado cerrado el inmueble actualmente se encuentra deteriorado y para que pueda volver a ser utilizado habrán de pasar al menos seis meses confirmó el director de recursos materiales de la SEG, Jaime Camp Ramírez, que junto al subsecretario de educación básica Emiliano Díaz Román y al contralor interno Ramón Apreza Patrón, recibieron el inmueble.
El funcionario informó que una vez que se tiene control del edificio, se procederá a iniciar un proceso de revisión e inventario, "un detalle que estamos viendo es que  el sótano del edificio se inundó y se destruyeron archivos y nóminas que de acuerdo con la ley tenemos obligación de mantener durante 10 años".
Agregó que se tiene que revisar detalladamente todo, después reacondicionar los espacios de las oficinas que se van a volver a instalar en este inmueble porque, dijo,  “es un hecho que no podrán volver a integrarse todas las oficinas que estaban, ya que existe un dictamen previo de Protección Civil en el que se recomendó liberar de peso muerto para garantizar la estabilidad”.
"Hay muchas áreas en las que se filtró la humedad y se echaron a perder muchas cosas, también se tiene que revisar el sistema eléctrico y el hidráulico, para garantizar su buen funcionamiento y evitar accidentes. Las paredes se tienen que lavar, pintar, y posiblemente en algunos espacios incluso se requiera de hacer algunas reparaciones estructurales".
Indicó que para que se pueda volver a usar el edificio, también habrá que pedir a expertos de protección civil que hagan una valoración de riesgos, "en todo este proceso no podemos tardar menos de seis meses, pero lo importante es que en este momento ya podemos empezar a trabajar".
DOS AÑOS DE PLANTÓN
A principios del mes de octubre del 2014, la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación y una veintena de organizaciones sociales instalaron en el zócalo de Chilpancingo un plantón en apoyo a los familiares de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa, en días posteriores la lucha se extendió con la toma de ayuntamientos y  edificios gubernamentales, entre ellos el ex INEBAN.
La CETEG se dividió el 15 de abril del 2015 y el grupo que encabeza Ramos Reyes Guerrero se trasladó a las calles aledañas a estas oficinas, dejando en el zócalo al grupo de Antonia Morales, desde esa fecha y hasta el día de hoy este inmueble ha permanecido completamente cerrado y toda la actividad administrativa del rubro educativo se realiza en oficinas alternas que se encuentran diseminadas en diversas partes de la ciudad.
La entrega del inmueble y la liberación de la avenida Rufo Figueroa, fueron acuerdos que se tomaron entre la CETEG y el Gobierno del Estado en la reunión que sostuvieron el pasado miércoles por la tarde-noche luego de que el gobierno también se comprometió a dar atención a diversas demandas de los maestros.. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: