lunes, octubre 10, 2016

En Acapulco, reaparece Ángel H. Aguirre Rivero



Acapulco, Gro.  Cuando está por cumplir dos años de que se separó del cargo como gobernador de Guerrero, a raíz de la desaparición de 43 normalistas en Iguala y el asesinato de otros tres, en Iguala, reapareció en esta ciudad porteña el ex mandatario Ángel Aguirre Rivero, quien aseguró que “jamás se fue
de México y siempre ha estado a disposición de las autoridades por ese caso”.
Este domingo, el ex mandatario guerrerense desayunó en compañía del senador priista y amigo cercano Sofío Ramírez Hernández y otras diez personas, en un restaurante de la avenida costera Miguel Alemán.
Ahí, el ex gobernador aseguró que su presencia obedece a una invitación personal que le hizo un grupo de amigos, pero que ese encuentro no fue de corte político o partidista porque él ya no milita en ningún partido, pero sí tiene muchos amigos que lo invitan a reunirse con él.
Manifestó que desde hace dos años radica en la Ciudad de México y que regularmente visita el estado de Guerrero, aunque lo hace de manera “discreta y prudente”, porque, dijo, tiene muchos amigos en todos lados y siempre lo invitan a reuniones, tal y como ha sucedido con dirigentes panistas o con Luis Walton Aburto, líder de Movimiento Ciudadano (MC), con quien comió esta semana.
Respecto a la desaparición de los 43 normalistas en Iguala, Aguirre Rivero atajó los cuestionamientos asegurando que tras dejar su cargo como gobernador “jamás se fue de México y siempre ha estado a disposición de las autoridades que investigan el caso”.
Agregó que “hay que recordar que yo acudí voluntariamente a la PGR a declarar cuando presenté mi licencia como gobernador, y también indiqué que me ponía a la disposición de las autoridades federales, estatales o de cualquier otra índole que investigan ese caso, y aquí estamos”.
Afirmó que a dos años de la trágica noche de Iguala (26 de septiembre del 2014) y a pesar de la gran cantidad de personas detenidas que hay por ese caso, la pregunta sigue siendo la misma: ¿dónde están esos jóvenes estudiantes?, por lo que se pronunció a favor de que las autoridades lleguen hasta el fondo del asunto y castiguen con todo rigor a los responsables de tan lamentables hechos.
En otro tema, señaló que es muy prematuro calificar la actual administración de Héctor Astudillo Flores, aunque reconoció que “está rompiendo todos los records al visitar los 81 municipios del estado en su primer año de gobierno”.
“Gobernar Guerrero no es una tarea fácil y por eso lo único que le puedo desear es que le vaya muy bien porque todo Guerrero lo necesita”, comentó.
Dijo que Astudillo Flores es su amigo, “al menos así lo considero”.
Aunque el ex mandatario guerrerense insistió en que su reaparición pública nada tiene que ver con cuestiones políticas o partidistas, aceptó que “ningún político puede dejar de serlo sino hasta el último día de su vida”, por lo que dejó entrever que estará vigente durante el proceso electoral del 2018, aunque dijo que será desde una posición “modesta desde donde pueda seguir ayudando”.
“Yo creo que ahorita pensar en el 2018 es algo impredecible, pero desde luego como se vayan dando las condiciones seguramente habrá la oportunidad de tener algún rol modesto nada importante en ese proceso histórico porque hasta hoy no se ve nada claro. Si me preguntan quién creo que será el próximo presidente de la república, con seriedad les digo que no lo sé”.
Finalmente calificó de acertada la designación del ex senador René Juárez Cisneros como subsecretario de Gobernación federal, a quien le auguró un excelente desempeño por la experiencia que posee. (www.agenciairza.com

No hay comentarios.: