sábado, octubre 29, 2016

Guerrero está listo para empezar un nuevo capítulo en la historia: Astudillo



“Para que México deje de pensar en nuestro estado como
 fuente de problemas y sí como una tierra de paz y trabajo”.

Baltazar Jiménez Rosales

A un año de iniciada la presente administración gubernamental, “Guerrero está de pie y trabajando” y el gobierno está listo para empezar un nuevo capítulo en la historia, para lanzar los cinco proyectos estratégicos surgidos en el Plan Estatal de Desarrollo y para que México deje de pensar en Guerrero como fuente de
problemas y comience a pensar en Guerrero como una tierra de paz y trabajo.
El gobernador Héctor Astudillo Flores expresó lo anterior, al emitir un mensaje con motivo de su Primer Informe de Gobierno, en el Forum Mundo Imperial, de Acapulco, en donde también aprovechó para hacer un llamado a los integrantes de su gabinete a no actuar con soberbia, con prepotencia ni con deshonestidad, porque son prácticas que empañan el trabajo que realizan todos los servidores públicos.
Ante la presencia del secretario de Desarrollo Social del gobierno federal, Luis Enrique Miranda, quien trajo la representación del presidente Enrique Peña Nieto, así como del subsecretario de Gobernación, René Juárez Cisneros, senadores, diputados federales, locales, presidentes municipales y gente que abarrotó el Forum Mundo Imperial, Astudillo Flores se comprometió a seguir construyendo con toda la sociedad nuevas condiciones para el crecimiento futuro, con inversiones en infraestructura, educación y salud, tarea que, reconoció no será sencilla.
El mandatario estatal recordó que arribó a la gubernatura del estado en medio de una crisis institucional, política y económica sin precedentes, por lo cual su primer objetivo, antes de iniciar cualquier proyecto, fue “recuperar al gobierno antes de anunciar cualquier incremento al presupuesto de los programas públicos, antes de cualquier acción de gran calado era necesaria una cosa: recuperar al gobierno”.
En este sentido, Astudillo Flores enfatizó que “recuperar al gobierno significaba recobrar la funcionalidad de las instituciones, ponerlas de nuevo a trabajar para beneficio de los ciudadanos; recuperar al gobierno de la corrupción y la complicidad y de una dinámica de negación de los problemas que solamente sirvió para que se hicieran más difíciles de resolver”, por lo cual asentó que los primeros doce meses de su gobierno sirvieron para hacer una evaluación integral de las instituciones públicas, sus recursos humanos y materiales y sus programas”.
Dijo que este primer año también sirvió para conocer a fondo la realidad interna de los programas públicos, especialmente aquellos que están orientados al desarrollo social y al combate a la pobreza a fin de potenciar lo que sirve, y comenzar a corregir lo que no sirve, y para promover las primeras transformaciones jurídicas y organizativas que requiere el gobierno para actuar de manera más eficiente y transparente.
Refirió que algo en lo que se enfocó también en este primer año de gobierno fue el de reconstruir un consenso social básico, con el fin de que el gobierno ya no sea visto como un adversario de la sociedad o un obstáculo del progreso, sino como lo que debe ser: un aliado de la gente, de los trabajadores, de los estudiantes, de los empresarios, de los campesinos y los profesionistas”.
Señaló que transformar a Guerrero, no será tarea que pueda realizarse en uno, tres o seis años y resolver sus problemas ancestrales requerirá tal vez décadas y llevarlo al desarrollo pleno nos llevará al menos una generación, pero dejó en claro que “el momento para empezar es hoy, y hoy, me comprometo con ustedes a seguir apostando por un proceso permanente de dialogo, con todos los actores sociales y políticos, para prevenir y resolver conflictos, para encontrar alternativas de solución a nuestros problemas, para sumar esfuerzos y voluntades con la claridad de que Guerrero necesita no a unos cuántos sino que Guerrero nos necesita a todos”.
En este sentido dijo que su compromiso es seguir trabajando sin descanso para  transparentar la acción gubernamental y elevar la eficiencia de la administración estatal, por lo que “desde aquí, les reitero a todos los funcionarios de mi administración que el poder público debe usarse para atender, para servir, para responderles a los guerrerenses” y los llamó a “no permitir que la soberbia, la prepotencia o la deshonestidad, empañen el trabajo que todos los servidores públicos, estamos obligados a hacer día con día”.
Hizo también el compromiso de seguir trabajando con los municipios y con la federación en lo que debe ser una tarea común: acotar la violencia criminal, mediante la aplicación de la justicia con respeto a los derechos humanos y a seguir construyendo con toda la sociedad nuevas condiciones para el crecimiento futuro, con inversiones en infraestructura, educación y salud.
Puntualizó que a un año de iniciado su gobierno, “Guerrero está de pie y está trabajando y estamos listos para empezar un nuevo capítulo de nuestra historia y para lanzar los cinco proyectos estratégicos, que con nueva infraestructura carretera, el nuevo Puerto Unión, la inversión en aeropuertos, y el clúster agroindustrial, representan un futuro de oportunidades. 
Resaltó además que “Guerrero está de pie y está trabajando y por eso hoy podemos darnos a la tarea de relanzar los programas de política social y comenzar a desmontar abusos, que sólo perpetúa la pobreza y el atraso.
Resaltó asimismo que en estos momentos “estamos listos para que México deje de pensar en Guerrero como fuente de problemas y comience a pensar en Guerrero como una tierra de paz y trabajo y estamos listos para recuperar la confianza de la gente”.
Por lo anterior, convocó “a los empresarios a continuar trabajando juntos, como lo hemos hecho: con apertura, confianza y siempre encontrando las vías para que ustedes puedan invertir y crecer; a los presidentes municipales, a hacer a un lado cualquier consideración e interés que no sea el bienestar de los guerrerenses; a las organizaciones y grupos de la sociedad civil, a que dialoguemos con respeto”.
Finalmente, el gobernador Héctor Astudillo expresó que en Guerrero “vendrán mejores días para nuestro estado, si todos respondemos a ese llamado de esta noble tierra, que tanto le ha dado a México; si todos sabemos cumplir con nuestra tarea y actuamos con responsabilidad y altura de miras y si somos capaces de imaginar y construir un Estado en paz, próspero y justo”.

No hay comentarios.: