miércoles, octubre 05, 2016

Podría iniciar Guerrero 2017 en medio de una catástrofe financiera: H: Apreza



En caso de que el gobierno de la República, a través de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHyCP) no conceda mecanismos favorables —abonos chiquitos— para poder liquidar la deuda de casi cuatro mil millones de pesos que heredo el gobierno de Héctor Astudillo Flores de las administraciones
gubernamentales pasadas, o de plano condona ese pasivo, la entidad iniciará el próximo año en medio de una catástrofe financiera, alertó el titular de la Secretaría de Finanzas y Administración (Sefina), Héctor Apreza Patrón.
El responsable de las finanzas en Guerrero apuntó que con el objetivo de buscarle una solución a este problema, el gobernador Héctor Astudillo Flores ya hizo una serie de planteamientos al titular de la Secretaría de Hacienda, José Antonio Meade, y un avance en este sentido es que el funcionario federal accedió a establecer una mesa de trabajo en la que se analizará la situación financiera del gobierno estatal.
Es de recordarse que la grave situación financiera por la que atraviesa el gobierno de Astudillo Flores es porque las anteriores administraciones gubernamentales —de Angel Aguirre Rivero y Rogelio Ortega Martínez— no le pagaron al Sistema de Administración Tributaria (SAT) el Impuesto Sobre la Renta (ISR) correspondiente al 2013 de los trabajadores de la Secretaría de Educación Guerrero (SEG), aunque todavía falta por conocer el pasivo que por el mismo motivo tiene la Secretaría de Salud.
A este pasivo se suman los laudos laborales que tiene que pagar la administración de Astudillo Flores por los despidos injustificados que se dieron en esos mismos gobiernos, además de los adeudos que tiene con proveedores diversos. Todo esto hace casi un total de cuatro mil millones de pesos, aparte lo que sumen las deudas correspondientes al no pago del ISR por los años 2014 y 2015.
Apreza Patrón indicó que con el fin de comenzar a buscarle una solución a este problema, el lunes de esta semana el gobernador Astudillo Flores acudió a la SHyCP y le hizo algunos planteamientos al titular de la dependencia, José Antonio Meade, quien accedió a instalar una mesa de trabajo para analizar la crítica situación financiera del gobierno del estado.
El secretario de Finanzas indicó que incluso Astudillo Flores le expuso al secretario de Hacienda el problema que tiene el gobierno estatal por el no pago del ISR al SAT por casi cuatro mil millones de pesos que no pagaron los gobiernos anteriores
Recordó que “por el no pago del ISR, la Secretaría de Hacienda fincó al gobierno del estado un crédito fiscal por cuatro mil millones de pesos que nos pone en una situación verdaderamente endeble”.
Y es que dijo que la SHyCP le dio al gobierno estatal hasta el próximo año para pagar esos cuatro mil millones de pesos de ISR.
En este sentido, apuntó que el gobernador Héctor Astudillo busca llegar a un acuerdo con la Secretaría de Hacienda, con el fin de que el golpe financiero no sea tan brutal para el estado, pero en caso de que esa autoridad federal no acceda guerrero iniciará el 2017 en una catástrofe financiera y los efectos serían “devastadores”.
Apreza Patrón comentó asimismo que el gobierno estatal todavía no tiene asegurado ningún monto adicional de recursos para poder superar sus dificultades económicas, pero adelantó que cuando menos el pago de salarios, aguinaldos y prestaciones a los burócratas sí está garantizado.
Lo que sí dijo es que en la reunión del pasado lunes, las autoridades de la SHyCP mostraron una buena disposición para hacer una revisión muy puntual en el caso de Guerrero, finalizó. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: