viernes, octubre 14, 2016

Tras las rejas enfrentarán juicio presuntos homicidas de los dos normalistas…



El juez de la Primera Sala Penal del Poder Judicial del Estado, impuso la medida cautelar de prisión preventiva y vinculó a proceso  a cuatro de los cinco detenidos como presuntos implicados en el homicidio agravado de cuatro personas entre ellos los dos normalistas de Ayotzinapa que fueron baleados cuando
viajaban en una Urvan de la ruta Chilpancingo-Tixtla
Con esta acción el juez inicia formalmente el proceso penal en contra de los acusados, mientras que la quinta persona por tener menos de 18 años su caso se ventilará en el Centro de Justicia para Adolescentes.
La audiencia que se desarrolla bajo los lineamientos del nuevo Sistema de Justicia Penal Acusatorio-Adversarial y Oral se desarrolló en la Ciudad Judicial al sur de esta capital, partir de las siete de la mañana, mientras que en el exterior de las instalaciones estudiantes de la Normal de Ayotzinapa se manifestaron en demanda de que se aplique correctamente la ley.
Al término de la audiencia, el asesor jurídico de las víctimas, Vidulfo Rosales Sierra, que con este auto de vinculación a proceso, se inicia el plazo para realizar la investigación complementaria lapso en el que las dos partes podrán ofrecer las pruebas que consideren pertinentes y que tendrá una duración de cuatro meses, tiempo en el que los inculpados se mantendrán en prisión preventiva.
Fuentes de la Fiscalía General del Estado defienden la hipótesis de que los cuatro que hoy son sometidos a proceso, habrían son quienes privaron de la vida a los normalistas Jonathan Hernández y Filemón Tacuba, el pasado cuatro de octubre, durante un incidente (probable asalto) suscitado en las afueras de esta capital, sobre la carretera a Tixtla y a bordo de una Urvan de pasajeros.
La hipótesis señala que los estudiantes se resistieron a entregar sus pertenencias en un asalto y ello derivó en la agresión a balazos que les costó la vida; la acusación se basa también en la declaración de dos testigos que los identifican como quienes asaltaron la camioneta pasajera y dispararon a los jóvenes, dice la fuente informativa.
Otras pruebas que se han presentado son los dictámenes periciales en balística que confirman que las armas que les fueron incautadas a los detenidos son las mismas que se accionaron en el asalto del 4 de octubre.
POSTURA POLÍTICA:
Fuera del aspecto técnico y legal, Vidulfo Rosales Sierra no pudo dejar de lado su postura política y señaló enfático que “aún quedan muchos cabos sueltos en la investigación, pues no se concibe que fuera un grupo que actuó sin la protección desde esferas gubernamentales”.
Y agregó que la exigencia es “que se sepa quienes ordenaron dar muerte a los dos estudiantes, porque (dice) es evidente que hay autores intelectuales y que no se trató de un simple asalto como las autoridades lo quieren hacer ver”.
“Vamos a insistir nosotros en dos aspectos; el primero, es que hubo una planeación, hubo una determinación de agredir a los compañeros, por un lado, y por el otro lado, que este grupo no actuó solo, hubo una vinculación con grupos de la delincuencia organizada, y que eso tenga que  investigarse, así como a funcionarios que pudieron estar en connivencia con los criminales”, concluyó el abogado. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: