sábado, noviembre 19, 2016

El hambre obliga a los campesinos a aliarse con criminales: Parra



El dirigente del Frente de Organizaciones Sociales del municipio de Atlixtac, en la región de la Montaña, Nicolás Parra de la Cruz, consideró que los pueblos indígenas son orillados a la siembra de enervantes por la falta de oportunidades de parte de los tres niveles de gobierno.
Resaltó que los indígenas, en periodos de campañas políticas, son considerados como “un botín”, pero reprochó que luego son marginados cuando quienes les pidieron respaldo llegan al poder.
“Hay cientos de familias que no cuentan con un empleo digno, tienen muchas necesidades y no oportunidades para mejorar sus condiciones de vida, y ningún tipo de apoyo les proporciona el estado”, recriminó.
Dijo que eso ha ocasionado que muchas familias busquen alternativas para mejorar sus condiciones de vida, e incluso se sumen a la delincuencia organizada.
Además dijo que no podrían juzgar a los grupos de indígenas que se relacionan con la delincuencia organizada, porque “a fin de cuentas les dan trabajo para que puedan comer”. (www.agenciairza.com)

No hay comentarios.: