viernes, noviembre 04, 2016

Exigen el rescate ecológico de la laguna de Tres Palos



*Está a punto de convertirse en la fosa séptica más  grande de
 Latinoamérica por el escaso tratamiento de aguas residuales.

Baltazar Jiménez Rosales

Pescadores de la Laguna de Tres Palos, municipio de Acapulco, advirtieron ayer que si las autoridades municipales, estatales y federales no intervienen, ese cuerpo de agua pronto se convertirá en la fosa séptica más grande de Latinoamérica, debido a que de las tres plantas tratadoras de aguas residuales que están a su
derredor sólo una funciona, pero además todos los desarrollos inmobiliarios, fraccionamientos y hoteles ahí descargan sus desechos.
De esta grave irregularidad, los pescadores de más de 150 cooperativas que trabajan en esa laguna responsabilizaron directamente al Ayuntamiento de Acapulco, encabezado por Evodio Velásquez Aguirre y a la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (CAPAMA), ya que si bien le cobra a los hoteles y desarrollo inmobiliarios por el tratamiento de sus “aguas negras” sigue echándolas totalmente crudas.
Encabezados por Alejandro Valente Pineda, coordinador del Distrito 7 de la Confederación Nacional Campesina (CNC) en Guerrero, los pescadores se reunieron ayer con un grupo de diputados locales a quienes solicitaron su intervención para que se le ponga atención a este problema de salud pública que se registra en la Laguna de Tres Palos.
Dijeron que las “aguas negras” que se depositan en esa laguna provocan a la población una severa “picazón” y contaminan también a las especies que ahí habitan como son la tilapia, mojarra, lisa, jaibas y camarón, que son las que pescan para poder llevar el sustento a sus familias.
Señalaron que son cuando menos 55 los hoteles ubicados en Punta Diamante, así como diversos desarrollos inmobiliarios los que descargan en la Laguna de Tres Palos sus “aguas negras” con el consentimiento de las autoridades municipales encabezadas por Evodio Velásquez Aguirre y de la CAPAMA.
Y es que dijeron que el Ayuntamiento a través de la CAPAMA le cobra fuertes sumas de dinero a los hoteles y desarrollos inmobiliarios por el tratamiento de sus aguas, sin embargo no les da ningún tratamiento y los desechos siguen echándose crudos a la laguna.
Señalaron que en las inmediaciones de la Laguna de Tres Palos hay tres plantas de tratamiento de aguas residuales, pero en recorridos que han hecho los pescadores cooperativistas han constatado que la única que funciona normalmente y deposita sus “aguas negras” debidamente tratadas es la del Aeropuerto de Acapulco, ya que las otras dos simplemente no funcionan.
Denunciaron que otra irregularidad es que las autoridades del municipio de Acapulco permiten la construcción de desarrollos inmobiliarios, unidades habitacionales o fraccionamientos, con la devastación de los manglares, que son la vida de la laguna, lo cual agrava la situación.
Por esta razón, los pescadores que acudieron ayer al Congreso del Estado a solicitar la intervención de los diputados locales indicaron que si las autoridades municipales, estatales y federales no hacen algo por solucionar este grave problema, en los próximos años la Laguna de Tres Palos se convertirá en la fosa séptica más grande de Latinoamérica, pues destacaron que ese cuerpo de agua es más grande que la misma Bahía de Santa Lucía.
Los pescadores le solicitan al Ejecutivo Estatal les dé una audiencia en la cual le puedan exponer la problemática que viven y además para plantearle sus demandas.

No hay comentarios.: