lunes, noviembre 07, 2016

Niños de la Casa Hogar se amotinaron y escapan tras denunciar malos tratos



Tras amotinarse y denunciar malos tratos por parte de la directora de la Casa Hogar del DIF Guerrero, Jazmín Terrazas Valente, 22 menores que habitan este lugar, escaparon del sitio, sin embargo un operativo implementado por la Policía Estatal logró recuperar a 19 de los infantes y por la tarde se continuaba
buscando a tres que faltaban, de los que se fugaron tres requirieron atención médica por lesiones que se causaron.
De acuerdo con la versión de los niños, las condiciones en que se encuentran son muy malas, pues la directora es grosera, les grita e incluso ha llegado a golpearlos, también denunciaron que la comida es pésima  y las raciones insuficientes por lo que siempre se quedan con hambre.
El problema se agravó durante la noche del sábado cuando una de las niñas se hizo una cortada en el brazo, y el personal de la casa hogar se negó a proporcionarle atención médica y fueron sus propios compañeros menores de edad quienes le ayudar y le hicieron curaciones con lo que pudieron tener en el interior de la vivienda que se localiza en el fraccionamiento Olinalá casi frente a las oficinas del PRI estatal.
Alrededor de las 10 de la mañana de ayer domingo, los menores se amotinaron en las recámaras y desde las ventanas enrejadas empezaron a gritar al exterior que requerían de ayuda, un una cartulina escribieron la exigencia de que sea destituida la directora, Jazmín Terrazas Valente, a quien señalan de ser “mala”, ya que les ha pegado, o les impone castigos severos como dejarlos sin comer, aislarlos, o hacerlos dormir en el suelo.
Ante la presencia de medios de comunicación los niños salieron de sus habitaciones para ir hasta la puerta trasera del edificio y ahí, desde detrás de las rejas, relatar sus casos, mientras esto pasaba en otra parte del edificio, el resto de los menores lograron romper vidrios y abrir puertas para escapar de la casa hogar.
De acuerdo con el director de Asistencia Jurídica y Protección a la Infancia del DIF-Guerrero, Manuel Saavedra, de la Casa Hogar escaparon 22 menores, de estos inmediatamente fueron recuperados 16 y otros tres en horas siguientes, por la tarde seguían en la búsqueda de los tres restantes.
El funcionario indicó que se estaba revisando en las casas de sus padres o de amigos, también se entrevistarían al resto de los niños para saber si alguno sabe a donde tenían planeado ir.
Agregó que las acusaciones de los menores contra la directora no tienen sustento, pues el sitio continuamente es revisado por personal de la Coddehum, además de que la directora no es la única que está en esta institución,  “aquí tenemos monitores, tenemos psicólogos, tenemos más personal y cámaras de seguridad que no nos dejarían mentir en cuanto a la atención que hay para los 47 menores que se atienden”.
A pesar de eso el funcionario no descartó que se pueda realizar una investigación respecto al tema.
La versión oficial del DIF Guerrero es que el problema se generó por la llegada de dos menores provenientes de la Ciudad de México que les aseguraron a los demás que sus casos serían rápidos para su reintegración familiar y a los demás los dejarían sin atención, “ellos temieron que sus casos se alargaran y por eso hubo el malestar”.
Tras el escape tres menores tuvieron que ser atendidos por personal médico: Miguel “N”, de nueve años sufrió una herida abrasiva en el pié izquierdo, Adriana “N”, de 10 años sufrió una crisis nerviosa y Natividad “N”, de 11 años sufrió un esguince en el tobillo, todos fueron atendidos en el mismo sitio por considerar que ninguno necesitaba atención hospitalaria. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: