lunes, noviembre 14, 2016

Por salud, Robespierre Robles debería de volver a su notaría; Pedro Ramírez



Robespierre Robles Hurtado no debería estar al frente del Tribunal Superior de Justicia (TJ), ya que no reúne los requisitos ni siquiera para ser magistrado. Su llegada a ese cargo significa un retroceso para el Poder Judicial. “Por salud” debería de volver a su notaría.
Pedro Ramírez Millán, abogado con una experiencia de 35 años y además compadre de don José Rubén Robles Catalán, así se expresó del presidente del Poder Judicial, de quien además dijo que si logró la notaría que tiene es precisamente gracias a su papá, pero no porque haya tenido los méritos suficientes para ello.
Acerca de su desempeño como presidente del TSJ, Ramírez Millán lamentó incluso que le hayan otorgado el cargo, porque no tiene la experiencia ni para ser magistrado: “tendrá experiencia en la cuestión notarial porque es notario, pero en la Presidencia del Tribunal no se ven notarías, ahí se ven juicios penales, civiles, mercantiles, y el señor nunca ha ejercido esa función”.
Incluso expresó que hizo muy mal quien lo propuso para el cargo de presidente del Poder Judicial, porque su llegada representa un retroceso, porque “aún y cuando se diga que hay un adelanto en cuestión de justicia pero las acciones dicen otra cosa”.
“Por desgracia este señor no puede resolver los problemas jurídicos que le sean planteados por la falta de experiencia. No es el indicado para ser el presidente del Tribunal Superior de Justicia”, ya que no tiene los conocimientos para dirigir a una institución de justicia como es el Poder Judicial.
Indicó que si Robespierre Robles Hurtado fuera honesto debería volver a su notaría y dejar el cargo a quien tenga la experiencia necesaria: “que sea honrado consigo mismo y que deje el cargo, es más desde que se lo ofrecieron no lo debió haber aceptado aduciendo falta de experiencia”.
Puntualizó que dentro del propio Poder Judicial hay profesionistas del derecho con probada capacidad y experiencia para dirigir bien a la institución que administra justicia, pues dejó en claro que en la Presidencia del TSJ no debe de estar cualquier persona. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: