martes, noviembre 15, 2016

Tras un año de trabajar “en la feria” exigen la construcción de un kínder



A un año de haber sido desplazados a las inmediaciones de la Feria de Navidad y Año Nuevo, porque su instalación resultó con daños en su estructura por la construcción de una escuela aledaña, alumnos, padres de familia y maestros del Jardín de Niños “Leonor López Orellana” bloquearon este lunes dos calles del
primer cuadro de la capital y el edificio Juan N. Álvarez, que alberga, entra otras, algunas oficinas de la Secretaría estatal de Finanzas, para exigir que a la brevedad  sea rehabilitado su inmueble escolar.
Unos 600 manifestantes bloquearon este lunes las calles 16 de Septiembre y 5 de Mayo, durante dos horas y media, para exigir a las autoridades estatales la reconstrucción del jardín de niños ubicado en el barrio de San Mateo.
Portando pancartas exigieron "calidad educativa" y expresaron algunos reclamos más, como "Me prometieron mi jardín y no me han cumplido", "Señor gobernador, necesitamos la construcción de nuestro jardín".
Los manifestantes salieron a las calles luego de que desde hace un año se les prometió la rehabilitación de sus instalaciones y esto no ha sido cumplido.
La señora María del Rosario Patricio Flores, madre de familia, mencionó que hace un año se inició la reconstrucción de la primaria Lauro Aguirre, ubicada a un costado del Jardín de Niños “Leonor López Orellana”, y los trabajos de reconstrucción de ese edificio desestabilizaron el terreno y el inmueble sufrió daños en su estructura, por lo que tuvieron que abandonarlo e improvisadamente ahora toman clases en la Biblioteca Municipal, cerca de las instalaciones de la feria de esta ciudad.
Explicó que después de un tiempo en ese lugar, sin alguna explicación las autoridades municipales les dijeron que era imprescindible que se trasladaran a las instalaciones de la Feria de Navidad y Año Nuevo, y ahí se han mantenido hasta este momento; "sin embargo, consideramos que ya fue tiempo suficiente para que se nos atienda".
"En lluvias se mojaban las mesas, nuestros niños también, y continuamente salen tarántulas de los rincones. Exigimos solución porque ya tenemos más de un año en estas condiciones y nuestros niños no pueden seguir sufriendo", manifestaron.
Los padres de familia se quejaron de que en la feria los niños enfrentan situaciones de peligro, debido a que ese lugar no es apto para la atención de menores de 3 a 6 años de edad, "además hay montones de basura todos los días y los alumnos tienen que estudiar en esas condiciones".
Otro de los manifestantes explicó que luego de un año, los trabajos en el jardín de niños no se han podido iniciar debido a que el terreno en donde se ubica es de un particular que pretende venderlo al gobierno estatal, pero se niegan a pagar lo correspondiente al Impuesto Sobre la Renta (ISR) y, por tanto, no se ha podido avanzar en las negociaciones.
Los padres de familia arribaron al edificio Juan N. Álvarez y ahí decidieron bloquear el cruce de las calles 5 de Mayo y 16 de Septiembre, ubicándose unos 50 manifestantes en cada una de las desembocaduras de las calles, portando algunas pancartas.
A las 11:30 los manifestantes llegaron a un acuerdo con personal del Instituto Guerrerense de Infraestructura Física Educativa (IGIFE), que se trasladó al lugar de la manifestación para atender la demanda de los quejosos. (www.agenciairza.com)

No hay comentarios.: