martes, diciembre 27, 2016

Debe el gobierno de cuidarle las manos a pseudolíderes: Evencio



El gobierno del estado debe cuidarle las manos a los pseudolíderes que se han enriquecido al lucrar con la pobreza y la marginación que agobia a los guerrerenses.
El llamado del dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, Evencio Romero
Sotelo, fue hecho casi al inicio del nuevo año fiscal, es decir, al comenzar el ejercicio de nuevos presupuestos en los tres órdenes de gobierno.
Tras expresar que hay quienes están a la caza de oportunidades para lucrar con la pobreza, Romero Sotelo sostuvo que hay pseudolíderes campesinos que se han vuelto ricos y hasta millonarios al fincar su propias proveedurías y por eso se convirtieron en empresarios y distribuidores de beneficios: “de por sí está jodido el presupuesto que se aplica al campo de Guerrero y para amolarla vienen algunos pseudolíderes a chingarse parte de los recursos”.
Señaló que es por eso que muchas veces se ha dicho que el campo es un barril sin fondo, “pero quienes son barril sin fondo son los pseudolíderes que se aprovechan de los presupuestos orientados al sector agropecuario que gestionan a nivel nacional.
Y agregó: “nada más para que se den color, en Guerrero una organización campesina logró gestionar 40 mil paquetes tecnológicos del Programa para Incentivar la Producción de Maíz y Fríjol (PIMAF) con un costo cada paquete de dos mil 200 pesos, pero lo grave del caso es que esos paquetes no llegaron a sus destinatarios, es decir no se aplicaron, y los pocos que llegaron a los campesinos fueron mochados u ordeñados, es decir, de los dos mil 200 pesos que cuesta cada paquete, mil pesos se quedaron para los ‘gastos de operación’ de la organización, con lo que se puede decir que el apoyo real para los campesinos fue de mil 200 pesos.
Por ese motivo, Romero Sotelo se pronunció porque esos programas sean vigilados y que se les apliquen candados “para evitar esas fugas de dinero” y en ese sentido dijo que es el Consejo Guerrerense de Desarrollo Rural el que debe establecer una estrecha vigilancia, para que los apoyos al campo lleguen íntegros a los campesinos.
Aseguró que hay falsas organizaciones campesinas que no sólo lucran con el PIMAF sino que hay “otras que lo han hecho con tractores, con maquinaria agrícola y con proyectos productivos que tanta falta hacen para que la gente del campo mejore su calidad de vida”.
Por lo anterior propuso el establecimiento de contralorías sociales que estén integradas por organizaciones de productores, considerando que la Ley de Desarrollo Rural ordena la creación de ese tipo de organismos. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: