miércoles, diciembre 07, 2016

Denuncian que maestra de primaria hace “negocio” con la confección de uniformes



Padres de familia de la Escuela Primaria “Nicolás Bravo”, ubicada en la población de Chichihualco, del municipio serrano de Leonardo Bravo, denunciaron que una profesora ha impedido la asignación de uniformes escolares gratuitos para 130 alumnos, a los que les exige comprar otro confeccionado por ella, sin
que los directivos intervengan.
Denunciaron que incluso con la complacencia del director, Manuel de la Cruz Sánchez, y del supervisor de la Zona Escolar 020, Adalid Abarca Vázquez, se ha negado la entrada a la escuela a los estudiantes que no han comprado el uniforme con la maestra Irán Castorena Organista.
Los padres dijeron que cada uniforme tiene un costo de 400 a 445 pesos, y para aquellos que hayan adquirido éste, se les hace entrega del uniforme oficial que otorgó el gobierno estatal al inicio del ciclo escolar.
En conferencia de prensa realizada ayer en el SNRP, los manifestantes dijeron que es una "injusticia" que se les pretenda imponer la compra de un uniforme con una sola persona, porque incluso la profesora que encabeza ese negocio ha denostado a aquellos papás que han buscado que alguna otra costurera les confeccione el uniforme.
La señora Victoria Chávez Alarcón, madre de uno de los afectados, refirió que las autoridades escolares han incurrido en un delito al impedir el ingreso de los alumnos que aún no han adquirido la compra de este uniforme. "Simplemente, niño que no compre ese uniforme no entra a la escuela, se les está negando el derecho a la educación", reprochó.
Por su parte, Cecilia Encarnación Molina, otra de las quejosas, mencionó que ya han solicitado la intervención de las autoridades inmediatas, del director y el supervisor de la Zona Escolar, pero éstos han hecho caso omiso a sus reclamos.
Destacó que en otra ocasión solicitaron su intervención al supervisor Adalid Abarca Vázquez para que el director de la institución aclare la renta de una parcela de cultivo que pertenece a la escuela, y de la que no se rinden cuentas a los padres de familia, pero tampoco hubo ninguna respuesta.
Acompañadas de otros diez padres de familia, las mujeres dijeron que desde hace tiempo se han presentado problemas con la profesora Irán Castorena Organista, quien se ha dirigido a ellos con "humillaciones, insultos, burlas y además ha actuado con racismo en contra de los alumnos que no portan el uniforme".
Los denunciantes aseguraron que la Escuela “Nicolás Bravo” cuenta con siete docentes y cuatro intendentes, y es la única en el municipio donde no se ha hecho entrega de los uniformes gratuitos.
Por lo anterior, solicitaron la  intervención de la Contraloría Interna de la Secretaría de Educación en Guerrero (SEG), para que investigue esta irregularidad. (www.agenciairza.com)

No hay comentarios.: