jueves, diciembre 01, 2016

La ola de violencia sigue enlutando impunemente hogares en la capital



*Siete vidas más fueron cegadas en Chilpancingo por manos
 criminales que parecieran actuar con una libertad que aterra.

La ola violenta que azota esta ciudad Capital del Estado de Guerrero  cobró ayer siete vidas más y tiene en estado grave a un niño de escasos cuatro años, víctima colateral de una balacera:
La jornada de sangre y muerte inició en la madrugada, con la muerte de un muchacho que la noche del
martes fue lesionado a balazos allá en la colonia Las Terrazas, donde en el mismo hecho fue asesinado un adulto; continuó a eso de las ocho de la mañana al ser descubierto el homicidio de otros dos jóvenes en un lote baldío de la colonia Primero de Mayo;  se recrudeció a las 14:00 horas cuando manos criminales incendiaron un lote de venta de automóviles usados, asesinando al hijo del propietario, lesionando a este y a un cliente.
Por la noche la cosa se puso peor; tres hombres fueron ultimados a balazos en una calle de la colonia Vicente Lombardo Toledano, hecho en el que un niño de cuatro años fue alcanzado por una “bala perdida”.

Herido el martes murió de madrugada:
        
El joven que quedó herido tirado en la calle principal de la colonia Las Terrazas, lugar en el que una persona fue asesinada a balazos, murió la madrugada de ayer cuando recibía atención médica en el Hospital General “Doctor Raymundo Abarca Alarcón”.
No ha sido identificado y  murió poco después de las dos de la madrugada de ayer a consecuencia del balazo que recibió en la cabeza, además de las huellas de tortura que presentaba en diferentes partes del cuerpo.
Al Hospital General se trasladó el personal de la Fiscalía General del Estado para realizar las diligencias de ley y posteriormente trasladaron al cadáver en las instalaciones del Servicio Médico Forense (SEMEFO) para la necropsia de ley.
Cabe recordar que en esos hechos de la colonia Las Terrazas quedó abatido quien fue identificado como Marco Antonio Marino Adame, de 43 años de edad, con domicilio en la colonia Emiliano Zapata de esta capital.

Dos en la Primero de Mayo:

La mañana de ayer, los cadáveres de dos hombres fueron encontrados tirados en un predio solitario de la calle Río Azul de la colonia Primero de Mayo, que se ubica  al poniente de la capital.
Los cuerpos de dos personas del sexo masculinos fueron encontrados al amanecer por elementos de las diferentes corporaciones policíacas, después de que —horas antes—  vecinos del lugar reportaron el hecho vía servicio de emergencias 066.
Posteriormente al lugar llegaron peritos de la Fiscalía General del Estado para acordonar la zona.
Los dos cadáveres estaban tirados bocabajo sobre los arbustos de un predio solitario, los cuales presentaban el “tiro de gracia” y huellas de haber sido torturados.
Uno de los occisos vestía pantalón de mezclilla deslavado, playera blanca y estaba descalzo. Se calcula que tenía entre 20 y 25 años de edad; era de complexión delgada, piel morena y medía un metro con 68 centímetros de estatura.
La segunda persona vestía pantalón de mezclilla azul marino, playera tipo Polo azul y chamarra negra, el cual también estaba descalzo. Era de complexión delgada, piel morena, pelo con corte normal y medía un metro con 70 centímetros de estatura y tenía las manos atadas hacia atrás.
Los dos cadáveres fueron depositados en las instalaciones del Servicio Médico Forense (SEMEFO) para la práctica de la necropsia de ley.
        
Violento ataque a plena luz del día:

Un joven empresario asesinado a balazos, dos heridos a tiros y seis vehículos siniestrados es el saldo que dejó el ataque armado perpetrado en contra de un negocio de compra-venta de vehículos usados y auto-lavado con razón social “Venta y Consignación de Autos Huacapa”, localizado sobre la lateral sur-norte del encauzamiento del río Huacapa, de la colonia Villa Moderna, frente a las instalaciones del Congreso del Estado y a sólo unos metros de la Delegación de la Procuraduría General de la República (PGR).
El hecho de sangre que movilizó a las policías de los tres niveles de gobierno ocurrió minutos después de las dos de la tarde, cuando un grupo armado llegó al citado establecimiento y sin más ni más abrió fuego contra el negocio.
En el ataque a balazos cayó muerto uno de los encargados del negocio de ventas de vehículos y resultaron heridas dos personas más, las cuales fueron auxiliadas por paramédicos de Protección Civil del Estado.
Tras el ataque, los hombres armados todavía se dieron tiempo de rociar de gasolina seis vehículos de los que se exponían para su venta en ese lugar y les prendieron fuego.
De acuerdo con el reporte oficial, los heridos fueron identificados como Israel Espino Palacios, de 45 años de edad, quien sufrió un balazo con salida en el muslo izquierdo, con probable fractura de fémur, y Carlos Varela, quien recibió un rozón de bala en el omóplato izquierdo, el cual fue atendido por los paramédicos, pero se negó a ser trasladado al hospital, argumentando que en el interior del inmueble quedó muerto su hijo también de nombre Carlos Varela.
Personal de Bomberos y de Protección Civil del Estado llegó a la escena del siniestro para sofocar el fuego que causó verdadera conmoción al sur de la ciudad.
Fuera del establecimiento, sobre el encauzamiento del río Huacapa quedó un vehículo abandonado de la marca Dodge tipo Stratus, color oscuro, placas de circulación 212-YKY del Distrito Federal, el cual fue remolcado en una grúa al corralón.
El reporte de la Policía Estatal señala que en el ataque armado resultaron siniestrados seis vehículos que a continuación se mencionan: una camioneta Ford, azul; un vehículo compacto, blanco, y un vehículo Volkswagen tipo Combi, blanco, los cuales quedaron totalmente quemados.
Asimismo resultaron afectados una vagoneta de la marca Plymon, placas de circulación HAY-41-33 de Guerrero; un automóvil Camaro rojo, placas HBE-10-49  de Guerrero el cual quedó quemado de la parte delantera del lado derecho.
Posteriormente al lugar de los hechos de sangre llegaron peritos de la Fiscalía General del Estado para dar fe del cadáver y evaluar los daños materiales del atentado.
Enseguida el cadáver fue trasladado a las instalaciones del Servicio Médico Forense (SEMEFO) para la práctica de la necropsia de ley, mientras que los vehículos siniestrados fueron remolcados en grúas al corralón.

Tres para rematar la jornada:

Un nuevo ataque armado se registró anoche en esta capital. El escenario fue la calle Circuito Solidaridad de la colonia Vicente Lombardo Toledano ubicada al oriente de la capital, donde tres individuos fueron ultimados a balazos, en tanto que un niño de 4 años recibió una bala perdida y está lesionado.
El episodio de sangre que viene a enlutar otros tres hogares de Chilpancingo, se registró a las 20:20 horas; dos personas del sexo masculino quedaron tiradas muertas a balazos en la vía pública, mientras que un tercero murió cuando era trasladado al hospital a bordo de una ambulancia de Protección Civil del Estado.
La balacera aterrorizó a los habitantes de esa parte de la colonia Lombardo Toledano dado a que a la  hora en que ocurrió había  un buen número de transeúntes, negocios abiertos y niños jugando en la calle. La mayoría cerraron las puertas de sus hogares y otros corrieron en diferentes direcciones para ponerse a salvo.
Un niño —Miguel Angel Marcos Roldán—  resultó lesionado al ser alcanzado por una bala perdida; fue auxiliado por paramédicos de Protección Civil y llevado a un hospital, para su atención médica.
De acuerdo con el reporte oficial, uno de los adultos que terminaron  muertos fue identificado como Jesús Nava Trinidad, de 28 años de edad, con domicilio en la calle Circuito Solidaridad de la colonia Lombardo Toledano donde ocurrieron los hechos.
Otro masculino de unos 30 años de edad quedó abatido también en el lugar del cual no ha sido identificado.
La persona que murió a bordo de la ambulancia de Protección Civil del Estado fue identificada como Víctor Gutiérrez Almazán de 58 años, quien sucumbió debido a los balazos que recibió en la cabeza.
La calle Circuito Solidaridad de la colonia Lombardo Toledano fue acordonada por policías de los tres niveles de gobierno y personal del Ejército.
En el lugar la policía halló varios casquillos percutidos de pistola calibre .9 milímetros y de rifle AK-47 “Cuerno de Chivo”, los cuales quedaron a disposición de la Fiscalía General del Estado.
Los tres cadáveres fueron depositados en las instalaciones del Servicio Médico Forense (SEMEFO) para la práctica de la necropsia de ley. (Redacción)

No hay comentarios.: