jueves, diciembre 22, 2016

Regidora de Totolapan, acusó a su alcalde de ser jefe de delincuentes



La regidora del municipio de San Miguel Totolapan, María del Carmen Barrera Navarro, acusó públicamente a su presidente municipal, Juan Mendoza Acosta, de tener vínculos con el grupo delincuencial conocido como la "Familia Michoacana", además refirió que la banda de “Los Tequileros” no existe, que es
la misma gente del alcalde la que se dedica a realizar los secuestros y extorsiones.
La edil que tiene la cartera de Comercio y Abasto Popular en el cabildo de San Miguel Totolapan, estuvo retenida por el supuesto grupo de autodefensa que se levantó en este lugar el 12 de diciembre pasado, a ella se le acusó de tener en su poder una lista con los nombres de las personas a las que les cobrarían cuotas o serían secuestradas, sin embargo aseguró que la hoja de papel la tenían los supuestos comunitarios.
Hoy María del Carmen Barrera, se encuentra exiliada de San Miguel Totolapan a donde no puede regresar por temor a ser asesinada, pues asegura que tiene fuertes  diferencias con el alcalde desde hace algunos años y se derivaron de su renuncia al PRD para sumarse a las filas del PRI, "él nunca me perdonó que me fuera del PRD y por eso hoy tengo mucho miedo, pero lo tengo que enfrentar".
La mujer relató que durante su cautiverio, los hombres que la detuvieron la torturaron psicológicamente y ellos mismos le dijeron que se la cargaría la chingada pues la Familia Michoacana estaba tomando el control de este pueblo.
Entre los líderes del grupo que se levantó en armas, señaló la edil, se encuentra una persona a quien identificaron como el comandante Santos, otro es Agustín Jiménez alias "El ¨Pirijuas" que son el brazo armado del presidente municipal, "el grupo de autodefensa no existe, son personas que están al servicio del presidente municipal y que siempre se han dedicado a la extorsión, al secuestro y a otros delitos".
HACE UN AÑO LE DESAPARECIERON UN HIJO
La regidora relató que hace un año le desaparecieron un hijo y cuando recién se había iniciado el proceso de búsqueda, el presidente "hipócritamente", se le acercó para decirle que si le pedían dinero no se preocupara pues él se lo iba a dar, "entonces yo le dije, no seas cabrón, tú estás del otro lado, sabes quién lo tiene ayúdame a que le lo regresen".
Sin embargo a un año de la desaparición de su hijo, no se ha sabido nada, pero ese secuestro fue tema que le recordaron durante los días que permaneció retenida por los comunitarios, "ahí uno de los achichincles del presidente a quien sólo sé que le dicen Santos, me confirmó que mi hijo fue asesinado y descuartizado, "por eso yo he pedido que me lo regresen como está que me den sus pedazos o que me digan donde lo enterraron para ir a sacarlo".
De la supuesta banda de “Los Tequileros” que aseguran que es la que tiene azolada la región, señaló que no es algo real “se trata de una figura mediática que crearon para  distraer la atención y que mientras el Ejército busca fantasmas, ellos sigan haciendo y deshaciendo a su gusto, levantando gente, organizando secuestros y extorsiones”, aseguró.
Finalmente la mujer acusó al alcalde de haber mandado destruir su casa, misma que fue saqueada y destruida mientras a ella la trasladaban a Chilpancingo en un helicóptero para que fuera presentada ante la autoridad ministerial, donde después se le dejó en libertad porque no hubo ninguna prueba que la relacionara con algún grupo o hecho delictivo. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: