martes, diciembre 13, 2016

Tlachinollan: militares deben ser juzgados antes de acuartelarlos



El coordinador del centro de Derechos Humanos de la Montaña "Tlachinollan", Abel Barrera Hernández, consideró que la postura del Secretario de la Defensa Nacional en el sentido de que el Ejército tiene que regresar a sus cuarteles es de lo más viable e incluso fue solicitado por el alto comisionado de la ONU…
Sin embargo, opina que “antes tiene que ser juzgados por instancias civiles por la inmensa cantidad de violaciones a los derechos humanos que han cometido en el marco de esta llamada guerra contra el narcotráfico”.
La semana pasada el Secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos Zepeda, declaró que la labor del Ejército no es el combate a la delincuencia ni labores de prevención del delito sino la seguridad nacional y otras acciones establecidas en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos.
Al respecto el coordinador de Tlachinollan, indicó que la postura del jefe militar tiene que ver con el fracaso de las políticas en materia de combate al narcotráfico, mismas que han generado miles de asesinatos y desapariciones, "son los saldos de una guerra sucia a causa del narcotráfico, mal planeada y que ahora están reconsiderando esta política pero lo que nosotros hemos dicho, es que primero tiene que rendir cuentas de sus actos, de las desapariciones de las ejecuciones, de las graves violaciones a los derechos humanos".
Agregó que tiene que haber obviamente un control civil por parte del gobierno federal para castigar a quienes han violado los derechos humanos "creo que en ese sentido el Ejército ahora está reclamando una ley a modo para que pueda realizar acciones de seguridad pero eso no puede ser porque para eso están las corporaciones policiales"…(¿?)
Fue enfático al señalar que el tema del regreso de los militares a sus cuarteles es un tema que planteó el Alto Comisionado de la ONU, quien estableció que el Ejército tendría que tener un regreso paulatino a sus cuarteles, "las acciones de seguridad no son propias del instituto castrense y en ese sentido no puede darse ahora que se legitime una política que atenta contra las normas internacionales de cómo proteger los derechos de los ciudadanos".
Acusó a los militares de tener una formación que no ve al ciudadano como una persona que hay que respetar y proteger, "lo ve como un enemigo y como tal siempre trata de causar bajas y atentar contra la vida y contra la integridad física".
Finalmente se le cuestionó a Barrera Hernández, su balance a 10 años de la guerra que inició el gobierno federal contra el crimen organizado, a lo cual respondió: "ahora el Ejército está en las calles y la delincuencia está en las calles, no hay ningún saldo positivo en términos de que la gente se sienta más segura, ahora es más temerosa, más inerme, los saldos son catastróficos, miles de asesinatos, miles de desaparecidos".
Insistió en que las mismas cifras oficiales están dando cuenta de que cada año y cada mes están subiendo los homicidios, y la gente tiene menos confianza en las instituciones de seguridad, "entonces creo que es un balance negativo en términos de los saldos y por otro lado tiene que rendir cuentas las autoridades que atentaron en contra de la vida".
"Qué bueno sería que dijéramos que ya están desmanteladas las bandas del crimen organizado, pero en Guerrero están fortalecidas y se han expandido a regiones donde no actuaban, ese es el peor indicador de que se ha equivocado el gobierno en cómo quiere detener el avance del crimen organizado". (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: