sábado, enero 21, 2017

Analizan que el aumento de precios no afecte la edificación de escuelas



El Instituto Guerrero para la Infraestructura Física Educativa (IGIFE) lleva a cabo un estudio con la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) y las empresas constructoras respecto al impacto que pueda tener el incremento en el precio de los combustibles en el costo de los materiales como cemento
varilla, entre otros, con el fin de que no afecten la realización de edificación de escuelas, informó el director general de este organismo, Jorge Alcocer Navarrete.
Entrevistado la mañana de ayer al término del evento de inauguración del nuevo edificio de la Escuela Primaria “Lauro Aguirre”, ubicada en el tradicional barrio de San Mateo, el funcionario estatal mencionó que hasta este momento, la dependencia a su cargo tiene programado invertir 800 millones de pesos este año para mejorar la infraestructura de 600 edificios escolares en todo el estado, tanto en el área urbana como en la rural.
En primer término, cuestionado respecto al impacto que tendrá la elevación de los materiales para la construcción, principalmente varilla y cemento en la edificación de escuelas, Alcocer Navarrete indicó que precisamente junto con la CMIC y las empresas constructoras se encuentran en la elaboración de un estudio para ver el grado de afectación que tendrá.
“Hasta este momento, comentó, la elevación de los precios de los materiales para la construcción se dio antes de que se diera el incremento en el precio de las gasolinas, el diesel y el gas; después de esto no ha habido ningún aumento, aunque seguramente lo va a haber”, acotó.
Por tal motivo, mencionó, en estos momentos, el IGIFE junto con la CMIC y las empresas contratistas están en el análisis de esta situación con el fin de que “en caso de que haya un aumento, el incremento en los precios sea proporcional”.
Insistió en que el análisis que realizan será muy responsable con el fin de que la elevación de costos no impacte en la construcción de escuelas, mencionó el director general del IGIFE.
Algo que si quiso precisar el funcionario estatal es que aun cuando los costos se eleven, no se utilizará material de baja calidad en la construcción, rehabilitación o remodelación de escuelas , porque además todo esto obedece  a una normatividad, una especificación estructural y por eso las escuelas jamás demeritarán su calidad.
Señaló que en determinado momento, si los costos de los materiales para la construcción se elevan de manera drástica, se tendría que modificar las metas y se tendrían que sacrificar algunos espacios.
Mencionó que a pesar de la crisis económica que atraviesa el país, en Guerrero este año el IGIFE invertirá alrededor de 800 millones de pesos en la construcción, rehabilitación o remodelación de 600 escuelas.
Alcocer Navarrete reconoció que la rehabilitación de escuelas en Guerrero “es un cuento de nunca acabar” porque por principio de cuentas son alrededor de 12 mil los planteles que hay en toda la entidad, pero además "todos los maestros, padres de familia y niños ven como prioritaria la atención de su escuela, y por eso vamos a atender unas 600 escuelas este año". (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: