lunes, enero 09, 2017

Manifiesta H. Astudillo al titular de la SHCP su inquietud por el gasolinazo



El gobernador Héctor Astudillo Flores reiteró ayer que en lo particular no aplaude ni festeja y mucho menos le causa beneplácito el drástico aumento de precios a las gasolinas, el diesel, el gas y a la tarifa de energía eléctrica y aunque reconoció que son medidas necesarias que buscan evitar convulsiones financieras, dijo
que en su reunión de la noche del viernes le externó al secretario de Hacienda, José Antonio Meade Curibreña, esta su preocupación.
En conferencia de prensa que ofreció ayer en el marco de su gira de trabajo que realizó por la ciudad de Taxco, el mandatario estatal informó —eso sí— que su gobierno se encuentra atento para actuar en caso de que bajo el argumento de protestar en contra del llamado “gasolinazo”, se den saqueos de comercios y disturbios.
Informó que la noche del viernes pasado, en la reunión que sostuvo con José Antonio Meade, le expresó su preocupación por las inconformidades “naturales” que se han registrado por el incremento de precio en los hidrocarburos, “porque nadie en su sano juicio quiere aumentos ni los gobernantes.
En este sentido, insistió en que como gobernador de Guerrero no aplaude ni festeja ni le causan beneplácito estos aumentos, aunque reconoció que “son medidas históricamente fuertes que se dan en un marco de responsabilidad de un gobierno que hizo los análisis correspondientes y tomó las medidas”.
Y remarcó: “yo no los aplaudo, no los festejo, pero también trato de comprenderlo y de entenderlo, por eso las explicaciones que tienen que ver con el aumento de los precios del petróleo, y está relacionado con la liberación de los precios de las gasolinas que autorizó el Congreso Nacional a fines de año”.
La situación económica del país también tiene que ver con la paridad del peso frente al dólar, explicó, ya que cada vez que Donald Trump, quien a partir del 20 de enero próximo será el presidente de Estados Unidos de Norteamérica, “hace declaraciones, nos mueve la paridad del peso”.
Al respecto expresó que como gobernador hará todo lo que le corresponda para tratar enfrentar este problema en unidad “y ojala pronto le encontremos caminos de atenuación especialmente para las familias que menos tienen, porque si bien el efecto es para todos el efecto es más duro para quienes menos tienen”, destacó.
Es por eso, resaltó, que su administración elabora un plan de austeridad, con el fin de “gastar sólo en lo que se tenga que gastar con mayor precisión” y al respecto llamó a los Ayuntamientos a hacer lo propio.
Por su parte, también reiteró su compromiso de que la obra pública seguirá siendo realizada por empresas locales para que el dinero se quede en Guerrero
Astudillo Flores manifestó que “el momento difícil que vive Guerrero y el país no puede engarrotarnos, sino por el contrario tiene que excitarnos a la inteligencia para generar ideas acerca de cómo Guerrero se puede mover  en estos momentos difíciles”.

Operativo para evitar saqueos

En cuanto a los saqueos de comercios que comenzaron a registrarse desde la semana pasada, el mandatario estatal hay un operativo en el que participan soldados del Ejército Mexicano, de la Marina Armada de México y de la Policía Federal, para  tratar de inhibir y detener estos hechos delictivos.
Hasta el momento, dijo, en Guerrero se han registrado dos saqueos: el primero a una tienda OXXO en la comunidad de San Luis San Pedro, en la Costa Grande, y el otro a la tienda “Elektra” de Tierra Colorada.
“Tenemos que reconocerlo, sí ha habido hechos —saqueos de comercios— pero no han sido de la dimensión como los que se han presentado en otros estados del país” y reiteró que está al pendiente de todo esto. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: