sábado, enero 21, 2017

Plan de austeridad de Astudillo no paralizará al gobierno estatal: Tulio



El subsecretario de Administración del gobierno estatal, Tulio Pérez Calvo, aclaró ayer que las medidas y acciones que anunciará el gobernador Héctor Astudillo Flores mañana en esta capital con el fin de contrarrestar el alza a los combustibles, no paralizarán al aparato gubernamental, sino que el objetivo es el
ahorro de recursos para aplicarlos al fomento de la producción y para atender a los sectores sociales.
La idea, recalcó el también ex presidente municipal de Chilpancingo “es hacer una administración gubernamental “más eficiente y menos costosa para aprovechar los escasos recursos disponibles”.
Indicó que este programa de austeridad que pondrá en marcha el mandatario estatal incluirá la participación de actores económicos, sociales y políticos del estado.
El objetivo, enfatizó es “lograr una alianza y llegar a compromisos que permitan apoyar la economía de los guerrerenses, que de alguna manera pudieran verse afectados por el alza a los combustibles”.
Adelantó que las providencias que tomará el gobierno que encabeza Héctor Astudillo Flores son principalmente en cuanto al ahorro en rentas, en gasto de combustibles, viáticos, papelería, teléfono, energía eléctrica “y en una gran cantidad de bienes y servicios que permitan que aquellos ahorros tangibles que se logren, se canalicen a algunas otras acciones  de desarrollo económico”.
Pero además, Pérez Calvo resaltó que no nada más se trata de ahorrar por ahorrar, sino que esos recursos se destinen al fomento a la producción con el fin de reactivar la economía de aquellos sectores que n determinado momento se sientan afectadas.
El subsecretario de Administración del gobierno estatal comentó que todavía no hay un cálculo del ahorro que podría tener el gobierno estatal, ya que en este plan de austeridad participarán los tres poderes públicos y los organismos autónomos y organismos públicos descentralizados.
Eso sí, expresó categórico que la puesta en marcha de este plan de austeridad “no será un asunto ni mediático ni de fotografía, se trata de realmente apoyar a la economía del estado y de sus ciudades principales”.
Comentó asimismo que entre las medidas y acciones ya contempladas para contrarrestar el incremento a los combustibles se encuentra la reducción de salarios de los funcionarios del gobierno del estado: “un elemento importante de la propuesta es la reducción del capítulo mil que es de las más fuertes, también consideremos que el gobierno de Guerrero es de los principales empleadores de muchas ciudades como Chilpancingo, y no se trata de reducir personal sino reducir sueldos sobre todo de funcionarios mayores como secretarios, subsecretarios, coordinadores de área y directores generales, con lo que no todos serán particularmente felices porque tampoco estamos hablando de que son grandes y altos sueldos.
Informó asimismo que nada más con la puesta en operaciones del edificio “Tierra Caliente” del Palacio de Gobierno, que en octubre del 2014 fue incendiado por normalistas, el gobierno del estado tendrá un ahorro de alrededor de 170 mil pesos mensuales, pues ya no tendrá que pagar rentas, toda vez que regresarán a la sede del Poder Ejecutivo alrededor de 500 trabajadores que actualmente están distribuidos en distintos puntos de la ciudad.
Finalmente refirió que este plan de austeridad no alcanzará los programas sociales ni la seguridad pública, salud y protección civil, porque son muy necesarios para la población. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: