jueves, enero 26, 2017

Se defiende de acusaciones el diputado federal petista Victoriano Wences Real



El Partido del Trabajo (PT) no se “desmantela” con la “desbandada” de algunos de sus líderes políticos, afirmó el diputado federal Victoriano Wences Real, quien rechazó que su designación como comisionado político para Guerrero obedezca a una “imposición”.
Señaló que la Coordinadora Nacional del PT decidió reemplazar al actual diputado local, Fredy García Guevara, después de ocho años como comisionado nacional, quien además –acusó Wences- no ayudó a “despegar” al partido en la entidad.
Por el contrario, Fredy García manejó a “discreción” las prerrogativas nacionales y estatales del partido, sin rendir cuentas del destino del financiamiento público, apoyado por sus seguidores e integrantes de la Coordinadora Estatal.
El martes en Acapulco y Chilpancingo, el alcalde de Copalillo, Getulio Ramírez Chino, diputado, síndicos y regidores encabezados por García Guevara renunciaron al PT, inconformes por la presunta “imposición” de Wences Real.
Al respecto, el legislador federal respondió: “Que les vaya bien, que le echen ganas, no tenemos nada de que hablar en contra de ellos, nada malo. Que Dios los bendiga y que todo lo que me deseen Dios se los multiplique. No pasa nada”.
Señaló que si decidieron renunciar a las filas del PT es “porque no tienen convicción ni compromiso” con el partido, y que la única razón de su permanencia es “el manejo de las prerrogativas a su antojo”.
En entrevista telefónica, Wences Real informó que la dirigencia nacional decidió “darle un giro” al partido en Guerrero, después de ocho años de García Guevara en esa posición, con resultados cuestionables, porque en ese tiempo “jamás recorrió una región o un municipio”.
Agregó que antes de su designación, la coordinadora nacional platicó con Fredy García y le hizo saber que había terminado su periodo y que tenía que ceder el espacio, con el propósito de organizar los trabajos para la elección del 2018.
Añadió que eso generó la inconformidad de la Dirección Colectiva estatal del PT, porque ya le habían dado un “mal uso” a esa figura política, al disponer de las prerrogativas y del financiamiento público del partido, a su voluntad.
“Usaba el dinero como se le antojaba y no es justo; estuvimos en contra de que no hubiera transparencia en el manejo de recursos; (Fredy) jamás hizo rendición de cuentas. Fui el ‘patito feo’ para ellos, porque siempre les pedí que explicaran cómo hacían el manejo de las prerrogativas”, dijo.
Señaló que a los líderes municipales afines al grupo de García Guevara siempre les tocó más que al resto, cuando ese recurso es para “organizar el partido y para ayudar en algo. Ese es su sentir más grande”.
El ex diputado local explicó también que él y su equipo de trabajo “no van por el dinero del partido”, sino por la organización política y territorial, y agregó que a la dirigencia nacional le pidió estar hasta el 2018 en esa posición, “para demostrar que sí tenemos la capacidad de organizar el proceso electoral, y si no hay resultados positivos, nadie me va a exigir el nombramiento, yo mismo lo voy a entregar”.
Asimismo, luego de rechazar que haya votado a favor del incremento al precio de los combustibles, dijo que la mayoría de los militantes le han refrendado su apoyo y decisión de trabajar para fortalecer al partido para la elección próxima.
Comentó que el PT tiene un padrón de 60 mil afiliados en Guerrero, y que 10 mil están en la región Montaña. “El partido está consolidado; se van algunos y no va a pasar a mayores porque tenemos la obligación de seguir trabajando”. (www.agenciairza.com)

No hay comentarios.: