lunes, enero 23, 2017

Temen migrantes guerrerenses por la llegada de Donald Trump



Miedo e incertidumbre provoca a los inmigrantes guerrerenses la llegada de Donald Trump a la presidencia de los Estados Unidos.
A horas de la toma de protesta del abanderado republicano, quien posee el nivel más bajo de popularidad
entre los estadounidenses, los connacionales espera que no cumpla la amenazas de deportación masivas.
“Hay mucha incertidumbre en qué es lo que va a pasar, Donald Trump ha dicho en una entrevista que empezaría a implementar medidas contra los inmigrantes.
“Aquí el sentir de la gente no porque tengamos documentos o no, no vamos tener miedo, el miedo es general”, dijo consultado vía telefónica el presidente de la Federación de Clubes Unidos por Guerrero en California, Román Sánchez Barrios.
Radicado desde hace 30 años en aquel país, dijo que nunca imaginó tener a un presidente racista como lo es el magnate.
El guerrerense, originario de municipio de Iguala, indicó que ante la toma de protesta realizado hoy se preparan y organizan para defenderse porque tienen derechos estén legalizados.
“Qué es lo que va hacer (Donald Trump) no lo sabemos, estamos en una incertidumbre total, pero si en cuestión inmigración, deportaciones, y esas cuestiones yo creo que tenemos que estar preparados.
“Tenemos que estar preparados decirle a la gente cuáles son los derechos que tenemos, porque aunque seamos indocumentados o no tenemos derechos, y esos derechos se respetan, no tan fácilmente, no están fácil deportar a una persona, menos a miles, o millones”, dijo el líder de inmigrantes.
El viernes por la noche un grupo de inmigrantes guerrerenses originarios de diferentes regiones se reunieron en Los Ángeles California ante la llegada del nuevo gobierno, y las medidas que tomarán ante la advertencia de deportaciones masivas.
“Estamos en una reunión con inmigrantes que no tienen documentos, están haciendo preguntas, y qué debemos hacer nosotros, tenemos derechos sean legal o no, se les está abriendo los ojos porque el miedo existe, hay que abrirles los ojos, y hablarles”, detalló.
Alguno de los puntos tratados en la reunión con los inmigrantes es que tiene el derecho a no abrir la puerta si llega personal de migración a sus casas, a menos que traigan una orden de aprehensión.
Los inmigrantes, dijo, tiene la esperanza, y la fe en que no se hagan las deportaciones masivas de indocumentados pues recordó que la mano de obra hispana es muy necesaria en todos los sectores.
Sánchez Barrios reconoce que la llegada del presidente no solo afecta a los indocumentados, sino a todos porque viven en un país donde a los inmigrantes se les discrimina.
“El miedo es general, porque desgraciadamente vivimos en una sociedad donde existe mucho la discriminación aquí en Estado Unidos es bastante, hay ciudades donde discriminan bastante”, lamentó.
Pese a la amenaza, reconoció que está mejor allá que en Guerrero, pues tiene una vida más estable. (NOTYMAS)

No hay comentarios.: