jueves, febrero 02, 2017

Alerta alcalde de Cocula de conflicto en Nuevo Balsas por bloqueo a la minera



El presidente municipal de Cocula, Eric Ulises Ramírez Crespo, reconoció que por el bloqueo a los accesos a la Mina Media Luna, en la comunidad de Nuevo Balsas podría generarse un problema social, ya que la mayoría de los habitantes de esa localidad están inconformes contra las 15 personas que mantienen ese
movimiento, por la afectación que sufren de manera directa a su fuente de ingresos, pues son unos 200 ciudadanos los que trabajan en ese yacimiento y otros mil los que se benefician de manera indirecta por los servicios que prestan a los empleados.
Entrevistado la mañana de ayer que acudió al diálogo que sostuvo el gobernador Héctor Astudillo Flores con los clubes y federaciones migrantes guerrerenses, en la Sala de la República de Casa Guerrero, el alcalde de Cocula señaló que los inconformes exigen una indemnización de 500 mil pesos por año, aunque al final de cuentas entre ellos mismos no logran ponerse de acuerdo del todo y algunos señalan que podrían aceptar 20 mil o 30 mil pesos por la ocupación de sus tierras o daños ambientales.
Sus otras demandas, mencionó, se refieren a incumplimientos por parte de los directivos de la Minera Media Luna relativos al lugar al cual fueron reubicados y tienen que ver con la construcción de su panteón y la dotación de servicios como agua potable y energía eléctrica, ante las cuales la posición de él como autoridad municipal es que se establezcan fechas para que la empresa cumpla con tales peticiones.
No obstante, resaltó que lo realmente grave del asunto es que con bloqueo a la Mina Media Luna se podría generar un conflicto social en la comunidad de Nuevo Balsas, ya que mientras que los inconformes que mantienen bloqueados los accesos a ese yacimiento son apenas 15 personas, los afectados son cientos.
“Es un grupo minoritario de 15 personas que están bloqueando la mina y están afectando a mucha gente de Nuevo Balsas que trabaja ahí, la cual está inconforme con ese grupo, por lo que estamos tratando de llegar a la mejor solución, porque lo que me interesa como presidente municipal es que no vaya a haber un conflicto entre los dos grupos.
Mencionó que son aproximadamente 200 habitantes de Nuevo Balsas los que trabajan en la Mina Media Luna que están viendo afectada su fuente de ingresos, más los empleos indirectos que pueden llegar a mil, entre tiendas, comedores y demás negocios de esa localidad.
Además, mencionó de los inconformes que mantienen bloqueada la Mina Media Luna, cuando menos la mitad no es de Nuevo Balsas, sino que es gente que llegó de otros lugares como Cuetzala del Progreso a vivir a esa localidad porque se casaron con personas de ahí y que ahora “se sienten con más derechos que los habitantes originarios de Nuevo Balsas y de Cocula”.
Reconoció que el ambiente que se vive por este conflicto en Nuevo Balsas es de riesgo, ya que sí podría estallar en violencia, aunque destacó que con el fin de evitarlo, él como presidente municipal de Cocula se encuentra de manera permanente atendiendo el problema. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: