viernes, febrero 10, 2017

Astudillo: nada sencillo será atender deportación masiva de guerrerenses



Por la política antiinmigrante impulsada por el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica, Donald Trump, no será sencillo atender una deportación masiva de guerrerenses por parte del vecino país del norte, reconoció el gobernador Héctor Astudillo Flores, aunque destacó que ese problema no es privativo de
México sino incluso del país más desarrollado.
Al término de la ceremonia alusiva al 104 Aniversario de la Marcha de la Lealtad, cuando un grupo de cadetes del Heroico Colegio Militar resguardaron al presidente Francisco I Madero hasta Palacio Nacional, el mandatario estatal señaló que ante este panorama, lo único que le queda al gobierno del estado es prepararse, “en el entendido de que no será nada sencillo”.
En la entrevista, desarrollada a unas horas de que partiera a los Estados Unidos de Norteamérica a reunirse con migrantes guerrerenses que radican en San Diego y Los Ángeles, California, el gobernador Astudillo Flores señaló que su intención es estar en contacto con muchos grupos de paisanos.
Apuntó asimismo que no únicamente los mexicanos se encuentran en la mira de Donald Trump, sino todos los centroamericanos corren el mismo riesgo de ser expulsados de los Estados Unidos de Norteamérica.
En cuanto a la situación de los guerrerenses en el vecino país del norte del continente, el mandatario estatal recordó que de los 18 mil 504 guerrerenses que fueron deportados el año pasado, la mayoría son de Acapulco y Chilpancingo.
En este sentido, dijo que por lógica, un número importante de guerrerenses originarios de estos dos municipios están en los Estados Unidos de Norteamérica condición de ilegales.
Por lo anterior, dijo que su gobierno debe estar preparado para atender a los paisanos que sean deportados a Guerrero tanto en materia de salud como en educación. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: