jueves, febrero 09, 2017

Corridos de PROSPERA “huevearon” su edificio



Con apoyo de alumnos de la Normal de Ayotzinapa y miembros de organizaciones sociales, trabajadores despedidos del programa "PROSPERA" lanzaron huevos y jitomates a la fachada del edificio de esta institución ubicado en la esquina que forman la avenida Insurgentes y la calle Leyes de Reforma en la colonia
Benito Juárez de esta capital.
De dicha oficina el pasado martes fueron desalojados por la fuerza pública, cuando mantenían un plantón en el inmueble demandando su reinstalación.
Los ex trabajadores de PROSPERA en el último mes han estado denunciando que fueron despedidos injustamente de sus labores debido a que denunciaron irregularidades ante el órgano de control interno, que derivaron en sanciones para uno de los allegados del delegado Manuel Yáñez Heredia, quien en represalia despidió a tres mujeres en el mes de enero, además de que en noviembre había despedido a otros 20 empleados.
Siete de los despedidos, el 23 de enero iniciaron un plantón en la puerta del edificio de PROSPERA y con ello impidieron por dos semanas que estas oficinas fueran utilizadas, hasta el pasado martes que la policía estatal llegó a desalojarlos.
En respuesta los despedidos recibieron la oferta (y aceptaron sin dudarlo) de apoyo de organizaciones sociales como la APPG, comisarios de la zona de la sierra, y normalistas de Ayotzinapa, que ayer los respaldaron en ir a arrojar decenas de huevos y jitomates a la fachada del edificio que aún permanece resguardado por los uniformados.
Roselia Francisco Tranquilino, una de las mujeres despedidas indicó que esta acción es una de las muchas que estarán realizando en los próximos días para demandar al gobierno federal que se les devuelva su empleo que durante muchos años desempeñaron, "en mi caso tenía 16 años trabajando en esta oficina y sólo me enviaron un mensaje de WhatsApp para decirme que estaba despedida.
El despido de estos trabajadores, al parecer  pretenden hacerlo sin el pago de las prestaciones de ley que ameritan y que están establecidas en la Ley Federal del Trabajo, por ello iniciaron la ruta política de la protesta y buscaron diálogo con instituciones del gobierno federal como la Secretaría de Gobernación, mismas que llamaron al delegado a sentar una mesa de trabajo, sin embargo el funcionario no se presentó.
Debido a la falta de falta de interés para resolver el problema los trabajadores iniciaron su plantón, que derivó en el desalojo y el desalojo en el ataque al edificio.
Roselia Francisco, acusó que debido a negligencia de estas autoridades mujeres de Zumpango perdieron el dinero de proyectos productivos que se gestionaron, también que estudiantes de Acapulco no recibirán sus becas porque no hicieron la captura de sus datos, además de que muchas familias no reciben el apoyo porque su negligencia no realiza sus trámites. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: