miércoles, febrero 22, 2017

Los “coyotes de dos patas” abusan y compran el maíz a dos pesos el kilo



Son los acaparadores, los “coyotes de dos patas” los que se aprovechan de la necesidad de los productores de maíz del estado a grado tal que en estos momentos, en las costas Grande y Chica e incluso en la zona Centro ya comenzaron a comprar el kilogramo de maíz hasta en dos pesos, es decir, en dos mil pesos la
tonelada.
El coordinador de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, Evencio Romero Sotelo, señaló que muchos de estos “coyotes de dos patas” que abusan de la necesidad de los productores maiceros del estado provienen de los estados de México, Jalisco y Sinaloa.
Por esta razón, el dirigente campesino pidió a los gobiernos federal y estatal que apoyen a los campesinos del estado tanto con la construcción de silos en las diferentes regiones de la entidad, para que el grano se conserve por mucho más tiempo, y con la comercialización del maíz para que no se vean obligados a malbaratarlo antes de que le caiga el gorgojo o se pudra.
Las declaraciones de Romero Sotelo vinieron a colación por lo expresado días antes por el dirigente en Guerrero de la Central Independiente de Obreros Agrícolas y Campesinos (CIOAC-Roja), Gerardo León Hurtado quien reprochó que los industriales de la masa y la tortilla, a quienes calificó de “hambreadores”, le compren a tres pesos con 10 centavos el kilo de maíz a los productores y ellos den el kilogramo de tortilla a 18 y 19 pesos.
En este sentido, Evencio Romero Sotelo respaldó las declaraciones de su homólogo dirigente campesino, porque es productor de maíz y sabe lo que dice, aunque apuntó que quizá en la Tierra Caliente los maiceros tengan el grano en tres pesos con 10 centavos, ya que en las costas Grande y Chica y la zona Centro, los acaparadores ya lo comenzaron a comprar en dos pesos el kilo, es decir a dos mil pesos la tonelada.
“Los ‘coyotes de dos patas’ están comprando en apenas dos mil pesos la tonelada de maíz, con lo que están acaparando y lucrando con la necesidad de los campesinos, quienes necesariamente lo tienen que vender porque corren el riesgo de perder los excedentes de sus cosechas por el gorgojo o que se pudra”, apuntó.
Señaló que es a partir de marzo que comienzan a llegar al estado los acaparadores de los estados de México, Jalisco y Sinaloa a comprar el maíz y al paso de los días lo regresan ya encostalado, etiquetado y con el precio triplicado.
Romero Sotelo refirió que son varias las razones por las cuales los productores de maíz se ven obligados a malbaratar su grano: una es el temor a que le caiga el gorgojo o que se pudra y otra es la falta de canales de comercialización
Por esta razón, expresó, es necesario que las secretarías de Agricultura de los gobiernos federal y estatal ayuden a los campesinos con la construcción de silos regionales en la entidad, pero además apoyándolos en la comercialización del grano para que no caigan en las manos de los acaparadores.
Al respecto, muy a su estilo, el dirigente de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos, remarcó que los campesinos de Guerrero necesitan de este apoyo por parte de los gobiernos federal y estatal, “porque en Guerrero somos buenísimos para producir pero somos pendejos para vender”.
En este sentido, dijo que una buena medida sería que los gobiernos federal y estatal instalaran una oficina especializada en la comercialización de los productos guerrerenses.
Recordó que en el gobierno de José Francisco Ruiz Massieu, el estado compraba toda la producción de maíz a los campesinos con pleno respeto a los precios de garantía que establecía la bolsa de valores de Chicago, y vía convenio lo vendía a la CONASUPO, la cual podría ser una excelente opción de apoyo a los campesinos. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: