jueves, febrero 23, 2017

Niegan directivos y padres de familia caso de bullying en una escuela primaria



Directivos y padres de familia de la Escuela Primaria “General Antonio Guerrero”, ubicada en el barrio de San Antonio, negaron que en la institución haya un caso de bullying en contra de un estudiante originario de la región de La Montaña, como lo denunció un familiar del menor que presentó una queja ante la Comisión
de Defensa de los Derechos Humanos (Coddehum).
Raúl Victoriano Peñaflor, padre del menor Rigoberto Victoriano Modesto, atribuyó a un “pleito de niños” el incidente que se presentó con su hijo, quien resultó mordido del brazo por otro estudiante de nombre Oswaldo.
El padre del menor relató que es la primera vez que visita la escuela de su hijo, debido a que tuvo que trasladarse a Sonora por un empleo de jornalero, y el menor fue dejado con su tío en esta ciudad.
En tanto, el director de la escuela, quien prefirió omitir su identidad, dijo que la semana pasada Rigo se peleó con un compañero de la escuela, quien lo mordió, pero negó que en algún momento el pleito se originara por discriminación al menor por su condición indígena.
Señaló que a través de las redes sociales se expandió la versión de que en la escuela el menor mordido sufría bullying, por ser “morenito” e indígena, y mencionó que a raíz de los comentarios en las redes sociales, él como director de la escuela y algunos maestros han recibido incluso amenazas de muerte.
Comentó que después de que la semana pasada los menores se pelearan dentro de la escuela, se les envió un citatorio tanto a los padres del menor agresor como al tutor de Rigo, en este caso un hermano de su padre.
Sin embargo, dijo que se presentó a la escuela la madre de Oswaldo y el tío de Rigo no acudió, pero sí lo hizo a la estación de Radio Universidad, para dar a conocer su inconformidad y posteriormente acudió a la Coddehum para levantar una queja.
El profesor aseguró que en sus 37 años de docente, 10 en la escuela y siete de director en la misma, no ha permitido algún caso de bullying en contra de algún estudiante.
Agregó que los maestros y él han apoyado a Rigoberto en lo que está a su alcance. “Los maestros le han regalado ropa, playeras y un pantalón de uniforme, porque vimos que carecía de ello”.
Por su parte, el padre del menor dijo que se siente contento de que su hijo esté cursando el segundo grado de primaria y atribuyó la acción del tío del menor a un “enojo” por ver mordido a Rigo, pero aseguró que se trató de un mal entendido. (www.agenciairza.com)

No hay comentarios.: