sábado, febrero 11, 2017

Vecinos de la Lázaro Cárdenas ya no aguantan el escándalo de las cantinas



Familias que habitan en la avenida Lázaro Cárdenas y otras colonias del sur de la ciudad se manifestaron bloqueando la circulación vehicular frente al monumento a Las Naciones Unidas (Banderas) para demandar al gobierno municipal la regulación de 27 bares que existen en esta zona e impedir que sigan proliferando
negocios dedicados a este giro comercial.
Alfonso Neri  uno de los vecinos inconformes estableció que en esta avenida los comercios no respetan horarios y en altas horas de la madrugada mantiene  la música a alto volumen, mismo que llega directo a sus hogares porque varios de los comercios se encuentran en terrazas que no encierran el sonido.
Otro problema que genera el establecimiento de los bares es el de la inseguridad pues en esta avenida se han registrado ataques a personas que se encuentran en los bares, además de que muchas personas en estado de ebriedad salen de los bares en la mañana cuando los niños ya se van a la escuela y se pueden registrar accidentes.
"Muchas veces los ebrios van saliendo de los bares a las siete de la mañana cuando las niñas o jóvenes están ingresando a las escuelas de la universidad que está a menos de 20 metros y les faltan al respeto, entonces son muchos los factores por los que estos antros, bares o cantinas no deberían estar en esta zona", señaló el vecino.
                Para atender la demanda de los quejosos, se presentó el propio alcalde Marco Antonio Leyva Mena quien ofreció poner todo el aparato gubernamental para lograr la regulación de estos sitios, de esta forma la primer acción sería la clausura de un bar que tenía programado abrir sus puertas este viernes, bajo el nombre "La María" mismo que no tiene permiso de funcionamiento, ni los dictámenes de protección Civil, cambio de uso de suelo, Desarrollo Urbano entre otros.
Asimismo se clausurarían al menos otros tres establecimientos que operan en terrazas y no moderan su volumen del audio, estos establecimientos han sido requeridos en el pasado para que cumplan con normas mínimas que eviten la molestia de los vecinos, pero se han negado a acatarlas y por ello serán clausurados y se les permitirá operar hasta que cumplan todos los requisitos.
Los vecinos acusaron que el gobierno de Marco Antonio Leyva ha otorgado en lo que va del año 6 nuevos permisos para establecimientos comerciales con venta de bebidas alcohólicas, con lo que en una calle de poco más de 200 metros se tiene 27 negocios de este tipo.
Además se tiene evidencia de que están en proceso de entregarse otros ocho permisos y la protesta de los vecinos fue para demandar que se impida la apertura de nuevos bares en esta zona. (Por Abel Miranda Ayala)

No hay comentarios.: