martes, marzo 14, 2017

En lugar de red de agua tenemos una red de mentiras y de pretextos



En lugar de hacernos un bien, el Gobernador Héctor Astudillo Flores nos hizo un mal al apoyar el pago del bombeo de agua potable con la mitad de su costo. Ahora el Ayuntamiento se niega a gastar en ese bombeo y se “castiga” el envío de agua a Chilpancingo sujeto a lo que aporta el Gobernador y si se puede menos, se
hace.
       En efecto, con toda la buena fe del mundo el Gobernador del Estado ordenó que se apoyara a Chilpancingo con el 50 por ciento del costo mensual de  energía eléctrica por el bombeo de agua potable que es de 3 millones de pesos. De inmediato se abonó al Ayuntamiento un millón y medio de pesos cada mes para pagar el recibo de luz.
       “Se le prendió el foco” a alguien en el Ayuntamiento y se decidió reducir el bombeo de agua de un solo golpe al cincuenta por ciento para que se cubriera el consumo de luz con lo que aporta el Gobierno del Estado y así el Ayuntamiento y los próceres que lo desdirigen podrían embolsarse el millón y medio que se estaba “ahorrando”.
       Desde entonces las bombas trabajan solamente en horario preferencial que es cuando la tarifa es más barata y si antes bombeaban las 24 horas hoy solamente lo hacen por tres o cuatro horas cada día.
       Claro que el agua no alcanza y el llamado “tandeo” se ha ido aumentando de tal suerte que si el agua le llega a un hogar una vez al mes, que diga que le fue bien pues hay zonas de la Capital del Estado donde pasan hasta 3 meses para que les caiga un poco de agua.
       El señor director de CAPACH, Nabor Ojeda, sostiene que la reducción de agua es debido a la época de estiaje y nada más, defendiendo así a la comuna pero sabido es de todos que si algo sobra en el Ayuntamiento de Chilpancingo es incompetencia y valemadrismo de todos los que ahí cobran, porque lo que se dice trabajar, ninguno lo hace.
       Habrá que suplicarle al Gobernador del Estado que le suspenda el apoyo para pagar el bombeo al Ayuntamiento de Chilpancingo pues estábamos mejor antes de que nos  ayudara. La neta.
       ¿Hay alguien que diga que miento cuando afirmó que el Ayuntamiento de Chilpancingo es un cubil de mentirosos y pretexteros que solamente engañan al pueblo?
       Ahí tiene Usted el problema de la basura. Al menos ya hay donde tirarla pero ¿no es verdad que nuestras calles siguen repletas de basura a diario? Bajó el nivel de basura regada por doquier, pero no ha desaparecido. ¿Y qué va a hacer el Ayuntamiento en cuatro o cinco meses que ya no lo dejen tirar la basura en Zumpango? Que se sepa, nada se está haciendo para encontrar una solución definitiva al problema.
       Todo son mentiras y pretextos con Marco Antonio Leyva Mena.

No hay comentarios.: