martes, marzo 21, 2017

Están abandonados por el Ayuntamiento habitantes de las márgenes del Huacapa



Abandonados a su suerte por el Ayuntamiento de Chilpancingo que preside Marco Antonio Leyva (MAL), vecinos de la colonia San Carlos, ubicada al norte de la ciudad, claman que alguna autoridad acuda en su ayuda y desazolven el cauce del río Huacapa antes de que inicie el periodo de lluvias y la corriente se vuelva
a llevar sus casas como ocurrió en el 2013 con la tormenta tropical “Manuel” y el huracán “Ingrid”.
Afectado por la enorme corriente de agua que generaron en el río Huacapa estos dos fenómenos hidrometeorológicos, en septiembre de ese año, don Arturo Carmona, quien dice que ahora vive de “arrimado” con sus hijos, denunció que a pesar de que le han solicitado el apoyo de manera recurrente, el alcalde MAL sigue haciendo oídos sordos a su demanda.
Señaló que además de que en ese tramo el cauce del río Huacapa no ha recibido mantenimiento alguno, el problema se vino a agravar porque debido a que algunas calles de la colonia Ampliación Lázaro Cárdenas fueron pavimentadas, el escombro que salió fue depositado en el lecho del río por la constructora encargada de la obra.
Esto, obviamente, provocó un “tapón” que en caso de que se registre alguna lluvia “fuertecita”, generará una inundación que por principio de cuentas afectará sus viviendas.
“Lo que nos preocupa es este taponamiento que vinieron a echar aquí al encauzamiento pues nomás ni, ayuntamiento ha venido a retirarlo…ya se ha reportado y no hacen caso, no vienen”, expresó.
Refirió que en administraciones anteriores las autoridades municipales realizan a tiempo la limpieza del cauce del río Huacapa, pero en lo que va del Ayuntamiento del MAL ni siquiera se ha ido a parar a ese lugar: “ya se le habló a obras públicas y no hacen caso, nomás nos dicen vamos a ir, vamos a ir, pero no vienen”, se quejó.
Y agregó: “a los mejor lo que quieren las autoridades es que ocurra una tragedia, porque sólo entonces vienen”.
Don Arturo Carmona dijo tener miedo de que en cualquier momento se registre alguna lluvia y la corriente de agua vuelva a llevarse mi casa, como ocurrió en el 2013.
Al respecto, aprovechó para denunciar que a pesar de que perdió su patrimonio y la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) lo incluyó entre los damnificados, hasta este momento no ha recibido ningún apoyo y mucho menos ha sido reubicado.
Señaló que desde hace 13 años vive en las márgenes del río Huacapa, al norte de la ciudad, y en dos ocasiones ha visto cómo la corriente de agua se lleva su casa, pero dice que no se sale de ahí, porque “no es zona federal, sino que está a la pampa del Huacapa”. (Baltazar Jiménez Rosales)

No hay comentarios.: